POLÍTICA  11 de abril de 2018

El PJ de corrientes, con Cristina

Una representación del peronismo correntino desembarcó ayer en el Senado de la Nación. Puso contra las cuerdas al senador, Miguel Pichetto, que trató de eludir la reunión. Marcaron presencia e hicieron saber a las autoridades del bloque del PJ la posición del partido y la instrucción categórica a los dos senadores nacionales por el peronismo de Corrientes para que rechacen el pliego del candidato a Juez Federal de Paso de los Libres. Pichetto pidió que convenzan al Poder Ejecutivo de la necesidad de su retiro, aunque no aseguró el voto en contra con la claridad con que lo hizo la ex Presidente, quien se comprometió a desarrollar una línea argumental muy fuerte en consonancia con la decisión política que tomó del retiro del pliego por ella enviado en octubre de 2015.

Una marcada satisfacción mostró la delegación que ayer se constituyó en el Senado de la Nación. Todo el cuerpo tomó nota de la extraña presencia de un importante número de personas que recorrían los despachos a pesar de la tenaz oposición del personal de seguridad que, por instrucciones de Pichetto, pretendía el retiro.

Llegaron a Buenos Aires con la sola promesa de la ex Presidente de recibirlos a las 16. A pesar de las gestiones, Miguel Pichetto no dio señales. El propio Víctor Cemborain admitió en su discurso en la sede del PJ el último sábado que el senador Camau, a quien se le había pedido que arme la reunión, ya no le respondía los teléfonos. Esta sola afirmación determinó que el Consejo por unanimidad bajase a la Capital de la República para hacer saber al bloque de senadores nacionales  que el PJ de Corrientes no permitiría un doble juego en una situación tan particular. Ayer, se le informó a Pichetto que la orden partidaria a los dos senadores nacionales no admitía términos medios y se le hizo saber que si el resto de los 23 senadores no eran solidarios, el PJ podría tomar otras decisiones de mayor impacto. Luego de la reunión con Pichetto y con Cristina, el denominador común fue la necesidad de perseverar con nuevas gestiones tendientes a que el Senado atienda las razones que justifican el rechazo.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios