El ministro de Hacienda desdramatizó los alcances del préstamo del Fondo Monetario. “Las provincias que no hicieron bien las cosas deberán corregirlas. No es el caso de Corrientes”, dijo. “Cualquiera sabe que el país debe achicar el déficit”, agregó en cuanto a las imposiciones del organismo.

Ante las especulaciones respecto a las consecuencias del acuerdo entre el Gobierno nacional y el Fondo Monetario Internacional (FMI), el ministro de Hacienda Enrique Vaz Torres, salió a poner paños fríos a la cuestión. “Acá lo que hay que entender es que el acuerdo no es bueno ni malo; era necesario”, dijo a El Litoral.
Respecto a las pautas y condiciones del acuerdo, el ministro de Haciendo explicó: “Creo que todos debemos coincidir en que es necesario bajar el déficit, porque así no se puede seguir. No se puede seguir endeudándose y tampoco se puede imprimir billetes como lo hacía el kirchnerismo”.
“El déficit se debe reducir y eso lo sabe cualquiera más allá del color político. Lo oposición debería dejar de hacer y decir cosas que no se pueden sostener en el tiempo”, agregó.
“El contexto internacional no nos favoreció. Los comodities tienen un precio menor al esperado y además nos afectó la sequía. Cuando aumentaron las tazas de financiamiento, en el resto de América Latina el impacto cambiario fue menor que en Argentina”. 
En cuanto a la posibilidad de ajustes y menor recursos para las provincias, Vaz Torres fue claro: “Hay muchos opositores que pretenden dramatizar la situación”.
“Por supuesto que la situación será distinta para las provincias que no hicieron bien las cosas. Pero ese no es el caso de Corrientes”.  
 “La provincia cumplió con sus metas desde mucho antes.  Corrientes no va a tener que hacer ningún ajuste”, aseguró.
“Ajusta quien está desbordado, pero para quien tiene manejo responsable de la cuenta no es ajuste. No lo van a escuchar al Gobernador hablar de ajuste, al contrario lo van a escuchar hablar de desarrollo, de promoción del empleo”. “El Gobernador se encuentra abocado y enfocado en defender el salario de los trabajadores, sostener la inversión salarial, de que todos los días hagamos esfuerzos, ensayemos medidas y estemos alertas a las variables para tener elementos para enfrentar la situación”, expresó.

El acuerdo
El primer desembolso se daría luego de que lo apruebe el Directorio del FMI, el 20 de junio. Será por USD 15.000 millones. Cambiaron metas fiscales y de inflación.
El Gobierno recibirá de cuatro organismos internacionales USD 55.650 millones en préstamos de los cuales la mayor parte, USD 50.000 millones, vendrán del Fondo Monetario Internacional. 
El resto serán del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y la CAF-Banco de Desarrollo. Así lo anunciaron el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, en una conferencia de prensa en la que explicitaron los parámetros entre los que se moverá la economía dentro del programa acordado con el FMI de tres años.
Según se anunció, el déficit primario (antes del pago de intereses de la deuda) deberá adoptar un ritmo de ajuste más exigente que el previsto de manera original: para este año quedará en el 2,7% del PBI, tal como se anunció el 4 de mayo, pero para 2019 se reducirá a 1,3% (frente al 2,2% anterior); buscarán alcanzar equilibrio primario en 2020 (vs -1,2% antes) y superávit de 0,5% en 2021 (frente a 0% antes). Esto permitirá emitir USD 20.000 millones de deuda menos. Estas metas anuales podrían incrementarse en 0,2 punto porcentual para aumentar el gasto social.
 Fuente:www.ellitoral.com.ar

Compartir

Comentarios