Así lo expreso un representante del sector empresarial de Corrientes, Enrique Collantes, quien destacó que "se espera que los aumentos salariales den un respiro a consumidores y comerciantes; como así también se aguarda la continuidad del programa Ahora 12".

Los primeros meses de 2018 resultaron negativos para las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) de Corrientes, que además de enfrentarse a los altos índices inflacionarios que desde los últimos años generó la caída de ventas en efectivo, ahora también registraron una fuerte disminución en la comercialización con tarjetas de crédito.

En comunicación con uno de los referentes del sector empresarial, Enrique Collantes confirmó a EL LIBERTADOR que "en enero, febrero y principio de marzo en curso, se notó mucho la falta de dinero en efectivo, pero sorprendió además que los clientes tampoco cuentan con saldo en sus tarjetas de crédito", a lo que agregó que "uno de los motivos principales fue la inflación, porque con los aumentos de precios que se vienen dando en los diferentes rubros y la devaluación monetaria, el salvavidas para los consumidores fue la tarjeta que permite comprar en cuotas".  "La gente viene arrastrando saldos negativos desde diciembre, por las fiestas de Fin de Año; y ahora se sumaron los gastos para el ingreso escolar, con los que se vieron saturadas las mayoría de las tarjetas", aseveró. Por otra parte, indicó que "se espera que los aumentos salariales den un respiro a los consumidores y comerciantes; como así también se aguarda la continuidad del programa Ahora 12".   PLAN DE FINANCIACIÓN   Ante la cercanía del 1 de abril, cuando finalizará el Plan Ahora 12, la Confederación de la Mediana Empresa (Came) envió ayer una nota al ministro de Producción, Francisco Cabrera, en la que le pide una prórroga del incentivo. "Hay menos liquidez en la calle para destinar a consumo y eso está retrayendo las ventas minoristas. Sería muy importante revitalizar el Ahora 12 con costo financiero cero para sostener el mercado", consideró el titular de Came, Fabián Tarrío. Vale señalar que la entidad considera al plan como una herramienta exitosa, para sostener el consumo interno sin afectar la rentabilidad de los comercios, ya que en caso de no contar con este instrumento, verían sus facturaciones resentidas.    Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios