Los comerciantes reconocen que pese a todo hubo una mejoría en relación a meses anteriores. En general hubo un descenso en las compras.

Con la llegada del Día del Padre los comerciantes hicieron un primer análisis de lo que dejó la vorágine del consumo de los últimas jornadas. Entienden que, si bien hubo movimiento, las compras fueron menores este año. Entre las mercaderías más comercializadas se destacaron: ropa, TV, comida y bebida. El sector mercantil capitalino se despidió ayer de la fecha conmemorada pasando en limpio algunos números e indicadores arrojados. Desde los diversos comercios aseguraron, haciendo un primer semblanteo, que el volumen de ventas fue aceptable para el promedio general del año; pero comparado con igual etapa de 2017, los números arrojan un 10% menos. “Lo que más se vendió fue indumentaria, también anduvieron bien los televisores. La comida y bebida siempre son una prioridad”, sintetizó un comerciante de la peatonal Junín. En tanto, el ex presidente de la Asociación de la Producción, Industria y Comercio de Corrientes (Apicc), Enrique Collantes, manifestó: “Es un año difícil, este tipo de festejos sirven, y mucho. Pero calculo que cuando se haga todo el arqueo de ventas, el expendio de este año será menor al de 2017, entre un 7 y un 10% menor”. La temporada de otoño-invierno viene en descenso en cuanto a las ventas de indumentaria y calzado en el microcentro, según dicen tiene que ver con la situación económica del país y el aumento del dólar, que impactaron en los precios, y mucha gente cuida hasta el último centavo para poder llegar a fin de mes. Esta situación preocupa a los comerciantes, que se las ingenian para levantar las ventas con ofertas y promociones variadas, e incluso deciden hacer combos a mitad de costo. Los trabajadores del área comentaron, a NORTE de Corrientes, que los precios se mantienen, pero que para levantar las ventas decidieron hacer ofertas variadas y promociones de todo tipo porque en los últimos meses la caída en las ventas fue notable en el sector. Según comentaron, a este medio, los precios siempre se mantienen, e incluso en el intercambio de temporada suelen aumentar entre un 5 y un 10 por ciento, por lo que podría mejorar la rentabilidad en los próximos meses. “Hay movimiento de gente, principalmente los fines de semana, pero muchas consultas y pocas ventas”, resaltó una vendedora del rubro indumentaria. Y agregó: “No se está vendiendo nada, las ventas están paralizadas desde hace meses. Por el Día del Padre se movió algo, pero mucho menos que el año pasado, y creemos que va a mejorar con el pago del aguinaldo”. s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios