Insisten en que la dpec deje sin efecto los nuevos valores respecto de los consumos de enero y febrero. Esperan la adhesión de más vecinos.

Los pobladores de San Luis del Palmar que resultaron afectados por las subas tarifarias aplicadas por la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) siguen adhiriendo al petitorio para que el organismo retrotraiga los valores aumentados y devuelva pagada por los usuarios, dado que las facturaciones recientes ya están venciendo. El referente de la movilización, José María Serbín, dialogó con NORTE de Corrientes sobre el tema: “Seguimos juntando firmas. Hay que juntar la mayor cantidad para la legitimidad del pedido. Ayer estuvimos nuevamente de 18 a 20 en la plaza San Martín de San Luis. En pocos días se iniciará la junta de firmas en Paso de los Libres y en la ciudad de Corrientes, porque vemos que el único camino posible es judicializar el reclamo, solicitando un recurso de amparo judicial para retrotraer las tarifas”. “Los vecinos les decimos no al tarifazo. Los funcionarios de la Dpec mienten deliberadamente al expresar que hubo un aumento del 40%. Hace un año, las facturas detallaban que el precio del kilovatio era de $0,58. En septiembre y octubre de 2017 el precio saltó a $1,37 por cada kilovatio consumido. Las últimas facturas, que vencieron en diciembre 2017 y enero 2018, detallan que el precio de cada kW es de $2,09 y $2,33. Estos valores muestran que el último año la empresa estatal de energía aumentó entre 260% y 301%. Desde marzo aplicarán nuevas subas a los consumos eléctricos de enero y febrero, que son los meses de mayor demanda eléctrica del año. Por el mecanismo que utilizarán, para transferir costos y quitas de subsidios de la Nación, las subas serán de entre 40% y 67%”, explicó. Los datos y copias de decenas de facturas serán adjuntadas al informe que se presentará al fuero judicial. “El 2 de diciembre de 2017 el Ministerio de Energía de la Nación, que conduce el polémico Juan José Aranguren, abrió la nueva temporada de aumentos (en algunos casos desmedidos) en las tarifas residenciales de luz y gas. Siguiendo la misma línea que la Nación, el 28 de diciembre de 2017 la Dpec realizó la audiencia pública (que es una obligación constitucional) que le permitió aumentar las tarifas del servicio a las pequeñas demandas residenciales, a los comercios y a los grandes consumidores. Aunque siguen ocultando el nuevo cuadro tarifario y los porcentajes de las subas, por el mecanismo que utilizarán se estima que la nueva administración aplicará incrementos de entre 40% y 67%. Los principales factores del aumento son la inflación acumulada, del 65% en los últimos dos años según el Indec; y el recorte sostenido de subsidios”, ratificó Serbín.

Pago obligatorio

Mientras tanto los pobladores proseguirán juntando firmas, aunque deberán pagar el servicio de los meses de enero y febrero pasados con una suba que llega hasta el mil por ciento en algunos casos. “Tal como lo adelantaron, desde marzo vendrán las facturas de la Dpec con nuevos valores y por ahora las autoridades provinciales se guardan el secreto de cuánto será el incremento en las tarifas por cada kilovatio consumido o si habrá más recortes de subsidios para los usuarios”, explicaron los vecinos.s

Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios