Miércoles 30 de Septiembre de 2020

Hoy es Miércoles 30 de Septiembre de 2020 y son las 15:52 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 32.8º
  • Mayormente soleado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

29 de abril de 2016

Un cabo de Policía fue condenado por disparar contra su mujer e hijo

El hecho sucedió en 2013. Según se indicó estaba bebiendo y discutiendo con su pareja, tras lo cual atacó con su arma reglamentaria.

Un agen­te po­li­cial de la ciu­dad de Cu­ru­zú Cua­tiá fue con­de­na­do por la Jus­ti­cia por ha­ber dis­pa­ra­do con su ar­ma re­gla­men­ta­ria con­tra su mu­jer e hi­jo. De es­ta ma­ne­ra se de­ter­mi­nó que el su­je­to sea tras­la­da­do al de­par­ta­men­to de Ca­pi­tal don­de ten­drá que cum­plir una pe­na de 10 años en la Uni­dad Pe­nal Nº6 de San Ca­ye­ta­no.
El tre­men­do he­cho ocu­rrió en el año 2013. Co­mo bien re­la­tó épo­ca en su edi­ción del 7 de oc­tu­bre de ese año, fue du­ran­te ho­ras de la no­che en el in­te­rior de una ca­sa del com­ple­jo ha­bi­ta­cio­nal 46 Vi­vien­das de la men­cio­na­da ciu­dad. Allí, al­re­de­dor de las 20, ve­ci­nos pi­die­ron ur­gen­te pre­sen­cia po­li­cial des­pués de es­cu­char va­rias de­to­na­cio­nes de un ar­ma de fue­go.
Pa­ra dar res­pues­ta al aler­ta se pre­sen­ta­ron efec­ti­vos de la co­mi­sa­ría Se­gun­da y de la Uni­dad Re­gio­nal 3, quie­nes en­con­tra­ron en es­ta­do de shock al ca­bo de po­li­cí­a, Nés­tor Ga­lar­za, y a su es­po­sa e hi­jo ti­ra­dos en el sue­lo, mal­he­ri­dos so­bre un char­co de san­gre.
Lue­go de que los dam­ni­fi­ca­dos fue­ran au­xi­lia­dos y lle­va­dos al hos­pi­tal ci­vil “Fer­nan­do Iras­tor­za” pa­ra ser in­ter­ve­ni­dos qui­rúr­gi­ca­men­te, co­men­zó la in­ves­ti­ga­ción.
Se­gún tras­cen­dió, Ga­lar­za ma­ni­pu­la­ba una pis­to­la mar­ca Ber­sa ca­li­bre 9 mi­lí­me­tros (ar­ma re­gla­men­ta­ria) que fue dis­pa­ra­da en al me­nos tres oca­sio­nes.
Al prin­ci­pio el agen­te ma­ni­fes­tó que se tra­tó de un ac­ci­den­te, ya que el ar­ma se ac­cio­nó sin in­ten­ción. Sin em­bar­go, los po­li­cí­as to­ma­ron co­no­ci­mien­to de que los dis­pa­ros fue­ron pro­du­ci­dos lue­go de una fuer­te dis­cu­sión en el in­te­rior de la vi­vien­da.
Al mo­men­to en que ocu­rrió el ata­que, la mu­jer te­nía 30 años mien­tras que el me­nor ocho. La pri­me­ra pre­sen­ta­ba una he­ri­da a la al­tu­ra del ab­do­men y su hi­jo te­nía dos dis­pa­ros, uno que le frac­tu­ró un bra­zo y el otro que dio en su es­pal­da, cu­yo pro­yec­til que­dó alo­ja­do en su co­lum­na.
De­bi­do a la gra­ve­dad de su es­ta­do, los es­fuer­zos mé­di­cos se cen­tra­ron en el me­nor, con la in­ten­ción de es­ta­bi­li­zar al in­fan­te.
Las víc­ti­mas, se­gún se in­di­có, pa­sa­ron va­rios me­ses in­ter­na­dos, aun­que por for­tu­na pu­die­ron sal­var sus vi­das.
A me­di­da que la in­ves­ti­ga­ción fue avan­zan­do, la ca­rá­tu­la de la cau­sa cam­bió de “le­sio­nes gra­ves con ar­ma de fue­go” a “ho­mi­ci­dio agra­va­do por el uso de ar­ma de fue­go por la si­tua­ción en con­vi­ven­cia y por el vín­cu­lo en gra­do de ten­ta­ti­va”.
Fuen­tes lo­ca­les ma­ni­fes­ta­ron que Ga­lar­za fue a la co­mi­sa­ría Se­gun­da, don­de per­ma­ne­ció de­te­ni­do. De es­ta ma­ne­ra, la cau­sa pa­só a ser lle­va­da por el Tri­bu­nal Oral Pe­nal de Mer­ce­des.

Pro­ce­sa­do
En di­ciem­bre de 2014 fue di­cho cuer­po el que le ne­gó a Ga­lar­za un re­cur­so de ape­la­ción pre­sen­ta­do por su de­fen­sor téc­ni­co, por lo que se de­fi­nió su pro­ce­sa­mien­to.
Fuen­tes del ca­so apun­ta­ron a que la in­te­rac­ción fa­mi­liar se en­con­tra­ba sig­na­da por la vio­len­cia fa­mi­liar con fre­cuen­tes mal­tra­tos fí­si­cos y psi­co­ló­gi­cos ha­cia la mu­jer e hi­jos.
Se­gún se es­ti­mó, la no­che del 6 de oc­tu­bre en la que ocu­rrió el ata­que, Ga­lar­za ha­bía be­bi­do al­co­hol co­mo lo ha­cía ha­bi­tual­men­te y de­ci­dió arre­me­ter con sus ata­ques de vio­len­cia ha­cia su fa­mi­lia. En ese con­tex­to es que ha­bría to­ma­do el ar­ma re­gla­men­ta­ria y efec­tua­do los dis­pa­ros.

Con­de­na­do
Co­mo era de es­pe­rar, la si­tua­ción de Ga­lar­za no me­jo­ró tras el pro­ce­sa­mien­to. Lue­go vi­no el jui­cio en el que el men­cio­na­do tri­bu­nal mer­ce­de­ño de­fi­nió con­de­nar­lo a 10 años por el in­ten­to de ase­si­na­to de sus fa­mi­lia­res.
Es así que el su­je­to ten­drá que cum­plir su pe­na en la Uni­dad Pe­nal Nº6 de San Ca­ye­ta­no. És­te se­guía de­te­ni­do en la co­mi­sa­ría Se­gun­da de Cu­ru­zú.

Fuentediarioepoca.com

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios