Sábado 22 de Enero de 2022

Hoy es Sábado 22 de Enero de 2022 y son las 20:07 ULTIMOS TITULOS:

39.1°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

INTERNACIONALES

3 de noviembre de 2020

En medio de versiones de fraude, los norteamericanos eligen presidente

En Estados Unidos los comicios a presidente son indirectos, lo que significa que algunos territorios -es­tados- acaban pesando más que otros.

El candidato que llegará a la Casa Blanca, o se quedará en ella en el caso del presidente Donald Trump, debe conseguir al menos 270 de los 538 votos del Colegio Electoral. 

Cada estado tiene un deter­minado número de votos en función de su población y el aspirante que consiga mayor número de sufragios popula­res en ese territorio se suele llevar todos esos votos elec­torales. Como algunos esta­dos tienen un sólido historial de preferencia demócrata o republicana, la atención se centra en aquellos en los que no está tan claro quién puede ganar. Es por eso que toda la atención estará puesta en esos estados: Carolina del Norte, Florida, Pennsylvania, Michigan, Wisconsin y Ari­zona; y otros dos que se han vuelto más competitivos por sus cambios demográficos, Georgia y Texas.

Hoy es el día de la elección presidencial, no obstante, millones de estadouniden­ses están votando más por correo estas elecciones que las anteriores, lo que puede llevar a que haya que esperar días para conocer el resulta­do final mientras esos sufra­gios son procesados y conta­bilizados.

Por esa misma razón, sea cual sea el resultado, será dis­cutido. El presidente Donald Trump se encargó ayer de instalar que su derrota solo sería posible con un fraude electoral, en tanto que los vo­tos por correo, en su mayoría favorables a Joe Biden según las encuestas, demorarán más en ser escrutados.

En principio, la ecuación política explica perfectamen­te la estrategia de sospecha del presidente saliente: el 58% de los estadounidenses que irán a votar hoy -3 de no­viembre- estarían inclinados a votar a favor de Trump, pero el 75% de los que preferirían votar por correo lo harían por Joseph Biden. En otras palabras, es probable que los primeros conteos le den ven­taja al candidato republicano -y la sensación a sus seguido­res de que ya ganó-, antes de que los millones de votos por correo (ya eran treinta y tres millones en 2016) inviertan el resultado.

Fuente:www.nortecorrientes.com



COMPARTIR:

Comentarios