CIUDAD DE CORRIENTES  16 de abril de 2018

Por la crisis prolifera la venta de pollo asado en las calles

Veredas, parterres y patios de viviendas se convierten en parrillas al paso. los domingos, se convierte en una opción económica para las familias.

Frente a la necesidad de generar algún tipo de ingreso, o conseguir dinero extra, las ventas callejeras se convierten en una salida para las familias que buscan juntar sumar más pesos durante el fin de semana. Lo cierto es que desde hace varios meses, se pudo observar la creciente aparición de parrillas que durante los fines de semana son montadas por doquier. Veredas, sitios baldíos, parterres, plazas y hasta patios delanteros de viviendas, se convierten en sitios donde las personas deciden montar una venta de pollos y achuras. Solo recorrer algunas avenidas de la ciudad como Armenia, Gutenberg, Cazadores Correntinos, Teniente Ibáñez, o bien adentrarse en los barrios se las puede encontrar desde horas tempranas preparando todo. Cerca del mediodía el aroma a pollo asado inunda las calles y los transeúntes deciden resolver el almuerzo familiar comprando las ofertas que van desde $120 y hasta $180. Todo depende si se opta por la opción de guarnición o no. Los acompañamientos pueden ser ensalada o mandioca. NORTE de Corrientes recorrió ayer varios puntos de ventas donde dialogó con los vendedores, muchos de los cuales remarcaron que la opción de montar parrillas al paso ayuda para juntar dinero durante el fin de semana. Muchas de las familias deciden hacerlo como emprendimiento extra. “Durante la semana mi mujer y yo tenemos nuestros trabajos formales, pero los domingo vendemos pollo en la esquina de casa, así le hacemos frente a la crisis”, contó Roberto un hombre que solicitó evitar ser fotografiado. “Sabemos que no tenemos habilitación, pero estamos obligados a arriesgarnos para poder sobrevivir y esto nos deja algo de ganancias extras”, cuenta. El boom de las ventas de pollo asado en la calle tuvo un significativo aumento tras la inflación de precio que sufrieron las carnes rojas. “Muchos comerciantes vieron que era un negocio rentable la venta callejera y se instalaron en distintos puntos de la ciudad, sin prestar gran atención a los cuidados sanitarios, son oportunistas”, explicaron desde el área de ambiente de la Comuna, que asegura que trabaja sobre el tema. En este sentido, remarcó que no se trata de perseguir a quienes buscan una salida laboral rápida, sino se trata de privilegiar la salud de la población en general. Y destacó que ese tipo de actividad no logrará obtener el uso del espacio público.

Enfermedades

Los parrilleros pueden transmitir infecciones a través de las manos, por bacterias como la Salmonella o la Shigella, si es que están mal higienizadas. Los problemas de salud que se dan con más frecuencia son por la carne picada, que puede causar gastroenteritis y un tipo especial de Escherichia coli que puede derivar, a su vez, en un síndrome urémico hemolítico y en la destrucción de los glóbulos rojos e insuficiencia renal. s

Fuente:www.nortecorrientes.com

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios