POLÍTICA  6 de marzo de 2018

Macri reconoció falencias en la calidad educativa y propuso revertir resultados

El presidente abrió el ciclo lectivo en Bella Vista e inauguró una nueva escuela primaria. Recorrió obras y dialogó con los docentes.

En su décimo aterrizaje a Corrientes del presidente de la Nación, Mauricio Macri, ayer en una jornada histórica, junto con el gobernador, Gustavo Valdés, abrió oficialmente el nuevo ciclo lectivo 2018, en Bella Vista. A diferencia de otras visitas, esta fue la primera vez que el jefe de Estado inauguró obras: el nuevo edificio de la Escuela Primaria 984, del barrio Sur, donde se realizó el acto de apertura del año escolar. Allí, más allá de destacar la igualdad de oportunidades en la educación, como una herramienta de inclusión, Macri reconoció los graves problemas en la calidad educativa. Apuntó a no ocultar los resultados, y propuso enfrentar las dificultades y trabajar juntos para revertir la situación. Además puso de relieve que todas esas acciones y obras no “alcanzan si la educación pública no es de calidad” y puso como ejemplo que “una de las cosas que más me dolió compartir fueron los resultados de las pruebas Aprender que nos demostraron que estamos con problemas graves porque la calidad no es la que todos soñábamos. Por eso es vital tener las herramientas para enfrentar las demandas y los desafíos del trabajo del siglo XXI, donde queremos que nuestros jóvenes tengan inserción y sean protagonistas”. Luego, fue claro al afirmar que la “solución no es esconder los resultados como sucedió durante muchos años. Los correntinos y los argentinos somos capaces y si enfrentamos los problemas y los ponemos sobre la mesa los vamos a ir resolviendo si trabajamos juntos”. Y al mismo tiempo remarco: “Debemos tener miedo a la mentira y al ocultamiento, pero la realidad indica que la mitad no comprende textos ni tiene los conocimientos básicos de matemática”. En un extenso discurso presidencial optimista, como es el estilo de sus alocuciones, describió a las escuelas como “fábricas de sueños de miles de niños”. En su breve paso por Bella Vista, además de cortar cinta en el edificio escolar, visitó a una docente de la localidad y recorrió las obras de desagües pluviales que se están llevando a cabo desde hace más de un año en la localidad, para evitar inundaciones, y anunció que “las obras se van a terminar para mitad de año, entonces la lluvia ya no será una pesadilla, sino una bendición”. Luego de abandonar la ciudad, con un riguroso operativo de seguridad preparado para la visita presidencial, la comitiva oficial cortó cinta en la escuela secundaria construida recientemente del barrio Norte. s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios