La Corte provincial alista una decisión de alto voltaje. La formalizará entre el miércoles y viernes próximos. La elección del 4 de junio quedaría sin la opción innovadora impulsada por el Municipio. En el Gobierno ricardista aguardan para aplicar el plan B, que consistiría en adelantar las legislativas para esa fecha. Sería el momento propicio para que Ricardo tome revancha por la falta de apoyo del fabianismo a la reforma. Advierten un error técnico del equipo municipal al momento de habilitar la fecha, olvidando adherir formalmente el detalle del voto con la nueva modalidad.

En una decisión de alto impacto, el Superior Tribunal, en el acuerdo de ministros del último martes, le otorgó 48 horas de plazo que vencen hoy para que la Junta Electoral emita posición sobre la cuestión de fondo vinculada con la aplicabilidad o no de la boleta electrónica en la Ciudad de Corrientes.

A los supremos no les convenció el anterior dictamen, en el cual la Junta se lavó las manos poniendo de manifiesto que el Superior Tribunal de Justicia, al haberse declarado competente había asumido la responsabilidad de la decisión en un tema en el cual hay coincidencia respecto a la falta de regulación legal, aunque nadie -hasta ahora- ha tomado el toro por las astas. Puertas adentro de la ex Casa Nalda se expresó el malestar y reproche al ministro de feria, Eduardo Panseri, quien generó expectativas en torno a la viabilidad de la aplicación del voto electrónico. Si algo faltaba ayer, se conoció el dictamen de Fiscalía de Estado, que coherente con la contestación del planteo de la Municipalidad de Corrientes mantuvo su negativa, en concordancia con lo que sería la posición de Ricardo Colombi, de que se vote el 4 de junio, pero con boleta de papel y con el aditamento de que podría unirse la elección legislativa para la misma fecha.  Se trata de una alternativa que cobró cuerpo a partir de que al no prosperar el voto electrónico dejaría de tener sentido la necesidad de votar en fecha distinta. En este contexto se dio la decisión del Concejo Deliberante, una imposición del Gobierno provincial que transmitió el concejal Norberto Ast al propio Fabián Ríos, en una extensa reunión de la cual surgió la modificación del proyecto de resolución original. Para no pocos, un cheque en blanco que posibilitaría que ahora Colombi pueda fijar fecha para el 4 de junio, anticipando la del 2 de julio que había señalado como posible. De concretarse, sería una jugada de pizarrón de Colombi, quien apunta a ser cabeza de la lista de senadores provinciales para garantizar el triunfo del tándem Tassano-Lanari. Con encuestas en mano, le otorgarían 12 puntos de ventaja en Capital.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios