Viernes 12 de Agosto de 2022

Hoy es Viernes 12 de Agosto de 2022 y son las 09:32 -

12°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

24 de agosto de 2015

Anciana murió mientras era reducida por ladrones que intentaban robar en su casa

La mujer tenía 88 años y estaba junto a una chica que la cuidaba, la cual fue demorada por la Policía.
La testigo dijo que eran tres los delincuentes que las amordazaron y en ese momento fue el deceso de la anciana.

En un llamativo y trágico suceso, una anciana de 88 años murió en las primeras horas de ayer en el barrio Plácido Martínez, al parecer en medio de una tentativa de robo.
Una joven que trabajaba como cuidadora fue demorada, hasta tanto se esclarezcan las circunstancias del caso.
Desde la Policía tratan de determinar si lo ocurrido se inscribe dentro de un homicidio o muerte natural.
Los datos oficiales dan cuenta que la abuela, identificada como Vicenta Báez, vivía por calle Estados Unidos al 600, jurisdicción del barrio Plácido Martínez, en el límite con el Pompeya.
La casa queda a escasos 50 metros de la avenida Armenia, a la altura de una estación de servicio Shell. 
La mujer allí estaba al cuidado de una joven de 19 años, a quien había contratado hace 20 días, aproximadamente.
Esta chica se convirtió en la principal testigo de los acontecimientos que tuvieron un desenlace mortal.
En su relato, en sede policial, describió que alrededor de las 5.30, al menos dos delincuentes entraron a la propiedad desde el fondo.
Se metieron a la casa y allí redujeron a ambas mujeres. 
Los desconocidos llegaron al lugar en busca de dinero y objetos de valor, según creen los pesquisas de la Comisaría Sexta.
Los investigadores revelaron además que la anciana hace pocas semanas habría cobrado una considerable suma de dinero, cuyo monto no fue revelado. En base a esto estiman que los atacantes contaban con esta información que los motivó a cometer el delito.
Los delincuentes en plena madrugada amordazaron a sus víctimas para reducirlas y evitar también que gritaran, mientras revolvían el lugar para dar con el botín y los objetos de valor.
En esas circunstancias la anciana habría sufrido una descompensación que derivó en su deceso casi inmediato.
Los ladrones, ante tal situación, escaparon a toda prisa al parecer sin llevarse nada. 
La empleada luego de liberarse de sus ataduras de manera inmediata alertó a un vecino sobre el asalto que estaban siendo objeto y este se comunicó con la Policía.
La joven testigo fue trasladada en calidad de demorada hasta la Comisaría Sexta para que prestara declaración indagatoria, tras lo cual recuperaría su libertad. 

  Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios