20 de agosto de 2014

Siguen los cruces entre radicales y los justicialistas

El ex intendente, Ignacio Osella disparó ayer munición gruesa contra la actual gestión comunal. "El Municipio está a la deriva", aseveró ante los medios. El jefe comunal, Gerardo Bassi evitó sazonar el caldo en ebullición y expresó "Yo trabajo para la gente, no entro en esas chicanas".

El ex mandamás goyano, Ignacio Osella prendió el ventilador y apuntó sobre la gestión peronista que comanda los destinos de la segunda ciudad de la Provincia. "El Municipio está a la deriva", aseguró ayer ante los medios, indicando su preocupación sobre lo que -de acuerdo a sus comentarios a la prensa- la gente le reclama cada vez que lo encuentra.
Luego de las tajantes declaraciones del actual Ministro de Industria, EL LIBERTADOR tuvo una breve, pero contundente charla con el intendente, Gerardo Bassi.
"Yo trabajo para la gente, no entro en esas chicanas", resaltó con un tono parsimonioso. Comentó así que pasadas las 20.30 de ayer regresaba de recorrer un barrio y de estar en contacto con los vecinos. "Eso es lo que hago, no entro en ese juego", disparó el Jefe municipal peronista, que apuntó así a los radicales que, de a uno, distintos referentes vienen expresando a través de los medios severas críticas hacia la gestión Bassi.
"La sociedad goyana siente mucho malestar. Hay muchos casos denunciados de corrupción", dijo Osella ayer.
Estas expresiones del ahora funcionario provincial no fueron más que una comprobación para el peronismo de que la UCR "mete púa" para hacer tambalear la imagen del Intendente. Las aseveraciones sobre la opinión pública goyana que manifiesta el radicalismo, así como los consejos a la administración pejotista representan, de acuerdo a la posición justicialista, una gran nube de humo montada para desacreditar al actual Gobierno comunal.
"Nos dicen golpistas, pero es el propio FpV que se desestabiliza solo con sus actos y actitudes", sentenció el Ministro de Industria.
Una historia que promete más capítulos la de Goya. Un prólogo de lo que vendrá el año próximo y una tenue muestra de lo que se asomará en 2017.

  Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios