4 de agosto de 2014

Por una bacteria, restringen la atención en la terapia intensiva del hospital Vidal

El viernes se suspendió el ingreso de pacientes y esperan la recuperación de los internados para realizar la desinfección.
Mientras se completa el proceso, coordinaron un sistema de derivación a otros centros de salud.

La aparición de una peligrosa bacteria obligó a restringir la atención en el servicio de terapia intensiva del hospital “J.R. Vidal”. Para prevenir infecciones, desde la semana pasada se suspendió el ingreso de nuevos pacientes al área y esperan la recuperación de los que están internados en el área para completar un proceso de desinfección.  Mientras se completa el procedimiento para erradicar la bacteria, las autoridades del Hospital Vidal coordinaron un sistema de derivación de los pacientes que requieran cuidados intensivos en terapia intensiva a otros centros de salud. Pese a las complicaciones, aseguran que la situación está bajo control.  En los análisis de uno de los pacientes internados en la terapia intensiva del Hospital Vidal, la semana pasada se detectó una bacteria llamada acinobacter. “Se presume que es una colonización y para evitar que se extienda a otros pacientes, se decidió cerrar la internación de manera preventiva”, explicó ayer a El Litoral la directora ejecutiva del Hospital Vidal, Norma Pérez.  Desde la mañana del viernes, a la terapia del hospital no ingresan nuevos pacientes y están esperando la recuperación de los que ya estaban internados para que se liberen las 9 camas con las que cuenta el servicio. Una vez que las instalaciones estén vacías, se realizará un proceso de desinfección que durará 24 horas y recién después se volverá a habilitar el área.  “El problema con esta bacteria es que es resistente a la mayoría de los antibióticos disponibles, por lo que la infección que genera se puede volver incontrolable”, detalló la médica y aseguró que hasta el momento no se han producido consecuencias graves a causa de esta situación. “Está todo bajo control, es una situación que ocurre con frecuencia en los hospitales, que genera complicaciones, pero que con las medidas de bioseguridad necesarias, se puede controlar”, dijo.   Debido a la restricción en el servicio de terapia intensiva, desde el Hospital Vidal coordinaron un sistema de derivaciones a otros hospitales de la ciudad. “El fin de semana se operó a un paciente que había ingresado con una herida de arma blanca y que, por su delicado estado, requería cuidados intensivos, así que fue derivado a la terapia del Hospital Llano. También coordinamos posibles derivaciones al Hospital Escuela y al Geriátrico y en caso de que sea necesario, también está la posibilidad de recurrir a centros privados”, señaló Pérez.    Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios