2 de agosto de 2014

Causa Boston: atraparon a Alejandro Rotella en operativo realizado en Chivilcoy

Está sindicado como uno de los tres cabecillas de la organización fraudulenta que estafó por 100 millones de pesos.
Abogado querellante aseguró que este sujeto era el que dirigía todo y el que se llevó el dinero desaparecido.

Luego permanecer casi 7 años como prófugo de la Justicia, en la tarde de ayer atraparon a Alejandro Saúl Rotella, acusado de liderar la mega organización delictiva Boston Continental, que estafó por unos 100 millones de pesos, según consta en la denuncia penal que ya llegó al  primer juicio oral. Rotela fue ubicado alrededor de las 17 de ayer, en la ciudad bonaerense de Chivilcoy, donde se ocultaba y quedó detenido en un procedimiento realizado por personal de la División de Investigaciones, que actuó de manera coordinada con la Dirección de Investigación Criminal de la Policía de Corrientes.También fue detenida en el mismo lugar su mujer Paula Andrea Brard, por lo que la única prófuga en estos momentos es una hermana de Rotella. Por la misma causa, el pasado mes de mayo fueron condenados a 16 años de prisión Hugo Rotella (padre) y Alejandro Melgarejo, sin embargo la plata de la estafa nunca apareció. Sobre el caso opinó el abogado querellante Ernesto González, quien explicó que “Alejandro Rotella era el líder de esta organización, el que se llevó la mayor parte del dinero que faltaba de esta asociación delictiva. Estaban prófugos, él, su esposa y su hermana, y ahora según tengo entendido sólo faltaría dar con su la hermana”, señaló a través de FM Sudamericana. Dejó en claro además que “Alejandro Rotella, Hugo Rotella y Alejandro Melgarejo fueron los cabecillas de esta mega banda”, sostuvo. Insistió en que el ahora detenido, era “el que guardaba la plata y se llevó la mayor parte del dinero. Era básicamente el que dirigía todo esto” Sobre el rol de la mujer de Alejandro Rotella dijo que “tuvo escasa intervención, salvo que viajaba y visitaba la sucursal con su marido. Si bien ella sabía bien todo lo que su marido hacía, en los papeles no hubo manera de comprobarlo”, destacó. Como se sabe, el 28 de diciembre de 2008 cientos de personas quedaron “pegadas” a esta financiera trucha que cerró inesperadamente sus puertas y dejó colgadas a miles de personas que habían depositado su dinero en búsqueda de ganancias por intereses.   Era mecánico y tenía una falsa identidad   Alejadro Rotella, había llegado hace unos años a Chivilcoy, donde comenzó a trabajar para un reconocido taller mecánico del lugar. Allí todos lo conocían como Luis López, ya que afirmaba que esa era su verdadera identidad. Datos vinculados con la causa dan cuenta que comenzaron a investigarlo a raíz del llamativo estilo de vida que llevaba. El dueño del taller alertó a la Policía, que llegó al local para interrogarlo, reveló ayer Radio Dos. Al pedírsele la documentación, y después de muchas dudas en sus declaraciones, terminó confesando su verdadera identidad, por lo que fue trasladado a sede policial, donde dio otros detalles de porqué era intensamente buscado desde hace años. Minutos después, acompañado por agentes de la Policía, Rotella fue a la casa que alquilaba en Chivilcoy, por calle Suárez, en pleno centro. Allí estaba su mujer, Paula Breard, que se hacía pasar por Rosaura González, consigna la fuente.   Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios