23 de julio de 2014

Tutores del Haüy juntaron más de 150 firmas en dos horas en apoyo a la actual directora

Algunas planillas firmadas contra la “destitución” de la directora Cyntia Catterino ya fueron entregadas. Continúan juntando adhesiones y hablaron de la posibilidad de un abrazo simbólico y otra movilización.

Después de conocer los primeros rumores de la destitución de la directora del Instituto Valentín Haüy hace una semana, los tutores y personas que han sido rehabilitadas comenzaron a juntar firmas en apoyo a la docente que hace 25 años está a cargo de la reinserción social de más 70 niños y más de 50 adultos. Durante la movilización del lunes frente al edificio, juntaron en dos horas más de 150 firmas. Cada padre tiene ahora la tarea de sumar más adhesiones y algunas planillas han sido entregadas al Ministerio de Salud de la Provincia.  “Juntamos en dos horas más de 150 firmas, cada uno llevó su planilla para juntar más, hay una mamá que ya se fue al Ministerio de Salud ayer (lunes) y entregó algunas firmas; los funcionarios están en feria y por eso no nos atienden, no sabemos cómo va a seguir esto”, comentó a El Litoral Beatriz González, tutora de la institución.  Por su parte, la directora Cyntia Catterino también habló con este medio al respecto y dijo no conocer más que la información que dio el subsecretario de Salud Pública, Ricardo Cardozo. “Ningún funcionario quiere atenderme, están esperando que el ministro me dé por escrito la decisión; tampoco atiende a los familiares, ni un delegado los atiende, estamos en una total incertidumbre”, indicó Catterino.  “Es una sensación horrible, no me dijeron nada, sólo que me movían del cargo y no me explicaron los motivos, tan sólo que es una orden de arriba, una decisión política. Mi cargo nunca fue un cargo político, pasamos por muchos gobiernos en estos 25 años y nunca mostraron interés en cuanto a cargos en este instituto, siempre lo respetaron”, expresó la profesora especialista en rehabilitación de ciegos, egresada de la primera promoción en esta especialización de la provincia y elegida como directora por la anterior docente en el cargo.  Tiene 50 años y hace 31 años trabaja en la Administración Pública. Respecto a quién sería el nuevo director, comentó que “el médico oftalmólogo sólo puede diagnosticar, tiene que haber un especialista”. En este sentido señaló que “aumentó la población, de los 70 niños que hay, un 70 por ciento son disminuidos visuales, y de los jóvenes y adultos que son 50, la mayoría también tiene poca visión”.  “De acuerdo a los rumores, viene un oftalmólogo en reemplazo de Cyntia, una profesora de ciegos; en el instituto no son curables por el sistema médico, nosotros volvemos a nacer, se da una rehabilitación para que nos podamos reinsertar en la sociedad”, contó a El Litoral Guillermo Amarilla, un hombre de 30 años rehabilitado de Formosa y que tiene una hija que también va al Haüy. “Me hicieron hacer una pasantía y ahora tengo trabajo, si no nos dan una explicación vamos a hacer un abrazo simbólico y no vamos a dejar que ingrese el nuevo director”, expresó.  Otra persona que hizo la rehabilitación en este lugar comentó a El Litoral su historia.  “Nunca me dejaron sola, estuvieron conmigo en todo momento, fue muy duro perder la vista y además tengo una hija con disminución visual que ahora está integrada a una escuela común gracias al instituto”, dijo Catalina Cañete.  “Hace 25 años que está acá Cyntia, ella sabe cómo trabajar, cómo hacer estimulación a los bebés”, agregó.    Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios