17 de julio de 2014

Estuvo preso por embarazar a una niña, aceptó la paternidad y ADN dio negativo

Un joven de 19 años que estaba de novio con una menor de 11 años estuvo detenido por casi siete meses por haberla embarazado. Cuando quiso conocer a su bebé fue aprehendido. Logró recuperar la libertad y tenía intenciones de casarse. Ahora, una prueba de ADN reveló que no es el padre.

Un joven de 19 años estuvo preso casi siete meses, acusado de abusar y embarazar a una niña de 11 años. Cuando declaró, dijo que era su novia y vivían en pareja en una vivienda de la localidad de Goya. Aceptó la paternidad y tenía intenciones de contraer matrimonio.  La causa continuó y el examen de ADN reveló que el niño no es suyo. Todo comenzó en junio de 2013. La menor que residía en la 5ta. sección rural de Goya, paraje Santa Rita, junto con sus padres y otros seis hermanos, tuvo un noviazgo con el joven de 19 años, que vivía en San Antonio Isla. Para la mamá de la niña la relación con el joven era normal y consentida hasta que quedó embarazada. Allí comenzaron los controles en la ciudad de Esquina y finalmente el parto se dio en el Hospital de Goya “Camilo Muniagu-rria”. Allí nació un bebé de 8 meses de gestación. El niño estuvo en incubadora durante un tiempo y luego le dieron el alta. Cuando el padre se presentó para conocer al pequeño, quedó detenido acusado de abuso sexual con acceso carnal. Pese a que intentó explicar lo ocurrido fue apresado y alojado en una comisaría a disposición de la Justicia, ya que había una denuncia en su contra. La causa recayó en el Juzgado de Instrucción Nº 2 a cargo del doctor Carlos Balestra. Días después el acusado fue trasladado a la alcaidía. El joven buscó asistencia legal y compareció ante el juez. Relató que los padres de la menor sabían acerca del noviazgo y manifestó sus intenciones de hacerse cargo de su hijo y casarse.  La exposición convenció al juez que le otorgó la excarcelación. Una vez afuera, el joven se reunió con su novia y el hijo.  La Fiscalía que no estuvo de acuerdo con la resolución del juez Balestra apeló la medida y pidió que se realizara la prueba de ADN. La causa continuó su rumbo y el acusado se prestó al examen como así también su novia. Finalmente, en las últimas horas se conocieron los resultados y para sorpresa de todos, el joven que estuvo preso no es el padre de la criatura.  Las pruebas dieron negativo. El caso generó un verdadero revuelo en la familia.   Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios