Martes 21 de Mayo de 2024

Hoy es Martes 21 de Mayo de 2024 y son las 03:11 -

15.7°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

PROVINCIALES

2 de abril de 2023

El conglomerado Resistencia-Corrientes ya está en la liga mayor de la pobreza

Segunda y cuarta respectivamente en el ranking nacional, suman más de 400.000 pobres y casi 100.000 indigentes.

El puente General Belgrano, que en poquito más de un mes cumplirá medio siglo de extraordinario servicio, se ha convertido también en el vínculo de dos capitales provinciales envueltas en un deterioro social de proporciones inimaginadas; aquel hermanamiento vial que se concretó hace 50 años fue pensado para la prosperidad y ciertamente cumplió su objetivo, pero hoy el viaducto sobre el Paraná es apenas el epicentro geográfico de un conglomerado urbano tan extenso como heterogéneo -en ambas orillas del río- que por sobre cualquier otra condición: rezuma pobreza e indigencia. 

El Gran Resistencia, que básicamente comprende a la capital del Chaco, ostenta el segundo índice más alto de pobreza del país: 54 %. Corrientes, la capital de la antigua Ciudad de Vera de las Siete Corrientes, que mañana cumplirá 435 años de su fundación, es la cuarta jurisdicción del país en cantidad de pobres, tiene 45,2 % de su población en problemas.

Las cifras corresponden al segundo semestre de 2022, según divulgó recientemente el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). En general, la medición dio muy mal para todas las jurisdicciones y en particular muestra el impacto de la pauperización social en los partidos del Conurbano bonaerense que tiene una alta concentración poblacional, pero al mismo tiempo también se evidencia el retroceso en otras regiones como el NEA (Nordeste) y el NOA (Noroeste). De hecho, tanto el NEA como el NOA tienen los mayores indicadores, en términos porcentuales, de pobreza e indigencia de la Argentina.

Así, el promocionado Norte Grande, que nuclea a diez provincias norteñas, entre ellas Corrientes y Chaco, arrastra un atraso social de igual magnitud. Dentro de ese escenario sobresale el conglomerado urbano Resistencia-Corrientes, que ya juega en las ligas mayores de la pobreza. 

Según se desprende del informe del Indec, que se dio a conocer el jueves pasado, entre el Gran Resistencia y Corrientes suman 402.294 personas bajo la línea de pobreza; de ese total 227.239 viven en la orilla de enfrente, en la capital chaqueña; en tanto que aquí, en el Taragüí, registraron a 175.055 personas en condiciones de pobreza.

Si se toman las dos jurisdicciones como parte de un único conglomerado, que es el concepto que la dirigencia, y especialmente la dirigencia política, desgrana profusamente cada vez que busca vender un proyecto, pues bien, el gran conglomerado del NEA está entre los cinco con peores notas en pobreza e indigencia.

Excluyendo los partidos del Gran Buenos Aires, que tiene el mayor bolsón de pobreza con más de 5,3 millones de personas hundidas en la miseria, luego hay cuatro urbes con indicadores preocupantes: Gran Córdoba con 627 mil en la pobreza; Ciudad Autónoma de Buenos Aires con 485 mil personas; Gran Rosario con 444 mil personas; y Gran Mendoza con 435 mil personas en la pobreza. La quinta plaza en ese ranking es para el conglomerado que une el Puente Belgrano, es decir Resistencia y Corrientes.

A su vez, en la columna de la indigencia la situación es todavía más penosa. Entre ambas capitales suman 97.197 personas en condición de indigencia -se trata de aquellos que no comen todos los días-. Apenas dos jurisdicciones la superan, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que registra 124.200 indigentes, y el Gran Córdoba con 109.616 indigentes. 

Como ya fue dicho, los partidos del Gran Buenos Aires están fuera de todo parangón, allí se apiñan 1,2 millones de indigentes.

La medición del Indec refleja un peligroso retroceso en materia social en toda la geografía nacional, incluso en zonas siempre prósperas como la Pampeana o la Patagonia, pero se vuelve especialmente preocupante en esta región porque hay una suerte de resultado espejo entre Resistencia y Corrientes. Tomadas ambas capitales como un único conglomerado se dimensiona la profundidad del problema. 

Además, Resistencia (14,4%) y Formosa (13,2%) tienen los porcentajes más altos de indigencia del país. Otra mala nota para la región NEA es que junto con el NOA -es decir el Norte Grande- en prácticamente ocho años, desde que llegó Mauricio Macri al poder y con la continuidad de Alberto Fernández, expulsó casi 400 mil personas a la pobreza. Hoy el Norte Grande tiene 1,8 millones de personas en situación de vulnerabilidad; y además hay 380 mil personas en la indigencia. 
(L.A.S)

Fuente: www.nortecorrientes.com



COMPARTIR:

Comentarios