Domingo 14 de Julio de 2024

Hoy es Domingo 14 de Julio de 2024 y son las 04:42 -

10°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

PROVINCIALES

17 de diciembre de 2022

El tarifazo en la luz y otros servicios implica 30% más de inflación en el NEA

La diferencia con el promedio nacional es notoria y con algunas regiones del sur es escandalosa. Son los precios regulados por el gobierno.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) correspondiente a noviembre que arrojó un aliviador 4,9% de promedio general para todo el país, trajo aparejado un dato igualmente alentador para la región Nordeste, donde el índice se ubicó un poquito más abajo: 4,5%. No obstante, el sorprendente descenso de 1,4% respecto de la marca de octubre (6,3%) no alcanza para revertir la inercia inflacionaria que envuelve a la Argentina y que está muy cerca del 100% anualizado.

De hecho, ya hay dos rubros que perforaron la barrera de los tres dígitos, textiles -indumentarias y calzados- es uno de ellos, llegó al 122,4% en la comparación interanual, es decir desde noviembre del 2021 a noviembre de este año. El otro rubro es restaurantes y hoteles con 106,3%. Ambas cifras corresponden al promedio nacional, lo que es reflejo de un idéntico comportamiento en las seis regiones del país en las que el INDEC hace la medición.

Sin embargo, en el NEA hay un tercer rubro que ya saltó la barrera de los tres dígitos, se trata de "Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles". Acumula 102,6% de subas en los primeros once meses de este año, mientras que en la comparación interanual el incremento llega al 106,4%. No hay ninguna otra región del país a este nivel, la distancia es enorme y marca la brutal asimetría inflacionaria que impacta de lleno a las familias de Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones.

¿Qué servicios o actividades están comprendidas en el rubro Viviendas? Como su título lo escribe, además del valor del alquiler de las viviendas, incluye el precio de los servicios públicos que abastecen los hogares, como luz eléctrica, el agua potable, gas -de red o envasado- y combustibles, nafta, gasoil, etc. Básicamente son los precios regulados por el Gobierno nacional.

Justamente en noviembre, el mes en que bajó la inflación en general y los alimentos y bebidas no alcohólicas en particular, el rubro con mayor aumento fue Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (un 8,7%). el INDEC, en su informe dice que en este rubro "se destacó el incremento de los servicios de electricidad y gas a raíz de la segmentación de tarifas en todo el país, y específicamente en el Gran Buenos Aires (GBA), el aumento de agua también por segmentación". En pocas palabras, el tarifazo es por la quita de los subsidios.

La mala noticia es que ese proceso apenas está empezando, todavía queda un importante porcentaje de subsidios por quitar, de tal modo que el rubro seguirá picando fuerte en el bolsillo por lo menos hasta marzo.

Para la región NEA, que como fue dicho comprende a correntinos, chaqueños, formoseños y misioneros, la situación es mucho más grave, aquí el impacto del tarifazo amenaza ser demoledor.

El peligro está a la vista, sólo hay que revisar los números del INDEC, que reflejan con claridad las enormes diferencias en el tratamiento que reciben los habitantes de la zona central del país y el Norte postergado.

Esa diferencia se debe computar como beneficios tarifarios, de la cual gozan en la Pampa Húmeda o la Patagonia y que en esta parte de la Argentina no existe.

Veamos: el rubro que mide viviendas, luz, agua, gas y combustible indica que en el NEA la inflación anualizada de ese segmento de precios llega al 106,3%, mientras que el promedio nacional da solamente 76,8%. Hay 30 puntos porcentuales de diferencia.

Esto significa que el resto del país, salvo las cuatro provincias del Nordeste, gozaron -y gozan- de un alivio significativo con la tarifa de los servicios públicos.

La distancia se vuelve todavía más pecaminosa al comparar el NEA con algunas regiones permanentemente beneficiadas por el Estado Nacional. Por ejemplo, en la región Pampeana el incremento interanual fue del 68,3% y en Cuyo fue del 65%. Es decir 40 puntos porcentuales de diferencia en el proceso inflacionario en el rubro de viviendas, luz y gas.

Fuente: www.nortecorrientes.com



COMPARTIR:

Comentarios