Jueves 18 de Abril de 2024

Hoy es Jueves 18 de Abril de 2024 y son las 17:44 -

25.4°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

25 de septiembre de 2012

Stanovnik criticó la prisa con la que se intenta reformar del Código Civil

El Arzobispo enfatizó en las modificaciones del Código Civil. Instó a los legisladores a guiarse por la conciencia y no por mandatos partidarios. Sentenció que se consagraría “el individualismo como estilo de vida y, en consecuencia, se estaría legislando para la disolución social”.

En su homilía por las fiestas patronales de “Nuestra Señora de la Merced”, el arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnik, llamó a la reflexión y al compromiso de los feligreses en torno a la reforma del Código Civil. Se manifestó en contra de puntos como la subrogación de vientres, el divorcio, la gestación post mortem, entre otras modificaciones.
“Razón, progreso y religión no son incompatibles, son realidades que debemos purificar e integrar a favor del hombre y de la sociedad”, expresó el conductor de la Iglesia. “El pluralismo cultural, según el cual se debería legislar respondiendo a las nuevas realidades sociales, no debería ser motivo para que cada cual haga de su vida lo que le parezca mejor. Eso sería consagrar el individualismo como estilo de vida y, en consecuencia, se estaría legislando para la disolución social y no para una convivencia estable y con un proyecto común. La pluralidad de ideas y de modos de entender la vida debería enriquecernos y no enfrentarnos, debería promover un mayor encuentro entre los argentinos y no proyectarnos como existencias egoístas, indiferentes y paralelas”, manifestó. 
“Si hasta el presente nos reconocíamos como personas con una dignidad humana común e inviolable, significa que aún existe una reserva de racionalidad que nos permite dialogar serenamente sobre el estilo de vida que queremos para nosotros y para las generaciones que vendrán después”, señaló.
“Hace menos de un mes, en el mensaje sobre El Código Civil y nuestro estilo de vida, hicimos referencia al papel de la fe religiosa en el debate político. Allí recordamos que Benedicto XVI ha enseñado repetidas veces que la justicia de las leyes y de las acciones de gobierno tiene su fundamento en valores objetivos, que el hombre puede conocer guiado por su razón. El papel de la fe religiosa es ayudar a la razón para que descubra con claridad esos principios morales y los aplique rectamente”, indicó. 
El Arzobispo manifestó que a través de la reforma “se pretende convertir en ley” cuestiones “por el solo hecho de que ocurren, sin darnos el tiempo necesario para discutirlas y profundizar si eso es bueno o malo para la convivencia entre las personas”.
“En nuestra vida política se ha instalado una inexplicable prisa por sancionar leyes. Esperemos que esa extraña agitación no nos impida ver con serenidad lo que es bueno para todos y no nos niegue la última chance de ser, al menos, razonables a la hora de legislar”, reflexionó.
“La seducción, la prisa y el saqueo fueron de la mano en todas las épocas de la historia del hombre. El resultado de esa impaciencia es la perversión de la ‘imagen’ del hombre”, expresó. “No sería extraño que ante la posibilidad de ‘reinventarse’ a sí mismo, el hombre decida también ‘inventar’ a otros. A eso responde la nueva propuesta de la ‘voluntad procreacional’, por la que no es padre o madre quien realmente lo es, sino quien quiere serlo para satisfacer un deseo propio”, añadió.
“Debemos actuar con criterio de razonabilidad y sentido común cuando se trata de legislar sobre los derechos vinculados a la vida personal, matrimonial, familiar, social y económica, y sobre todo en cuestiones fundamentales como, por ejemplo, cuándo comienza un ser humano a tener el derecho de llamarse persona; o cuál es el sentido de constituir legalmente una familia”, manifestó. “¿Con qué respeto hemos de considerar a las mujeres, especialmente a las más vulnerables? ¿Qué pueden dejar los padres a sus hijos al morir? ¿Tendrán derecho a la identidad los hijos concebidos en laboratorios? ¿Podrán ser concebidos hijos de personas muertas?”, cuestionó. 
“Comparto con ustedes el llamado que hicimos los obispos a la reflexión, a la oración y al compromiso que exige de todos el momento que vivimos ante la sanción de leyes que afectarán la vida cotidiana”, manifestó y llamó a los legisladores a votar a conciencia y no sobre la base de mandatos.

Fuente. www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios