12 de diciembre de 2017

Como hace 18 años, Corrientes conserva el mismo indicador de pobreza del 49%

Hoy, 5 de cada 10 correntinos no cubren bienes y servicios mínimos: alimento, vestimenta, salud, educación, vivienda y necesidades básicas.

El primer informe del año no difiere mucho con el recientemente publicado por la Universidad Católica Argentina (UCA), donde el Indec Argentina muestra que en 2017 la indigencia saltó al 9,3%. La pobreza subió al 40%. En 2001, Corrientes tenía el 49,3% de excluidos. Pasaron una intervención federal (Mestre-Aguad), cuatro mandatos de gobernadores y los números se siguen sosteniendo. El domingo el gobernador Gustavo Valdés se refirió al flagelo de la pobreza, dijo que afecta a toda la Nación. “Corrientes no es la excepción, es un tema prioritario a nivel nacional que implica la lucha por la igualdad de oportunidades y la movilidad social ascendente. Cuidaremos a todos los correntinos, pero en especial a los que menos tienen. Ese es mi primer compromiso, que nacer en la provincia deje de ser una condena y un destino”, indicó. Ayer, se conoció el último informe de la Universidad Católica Argentina que dice que en la Argentina hay 13,5 millones de pobres, de los cuales el 48% tienen entre 0 y 14 años. “El efecto derrame deseado por algunos dirigentes no llegó a las capas bajas”, dijo el director de esa casa de estudios. Los datos son contundentes y no dejan lugar a dudas: más allá de los signos optimistas del Gobierno sobre la mejora en la economía, el último informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina muestra que el 31,4% de los argentinos vive actualmente en una situación de pobreza, lo que representa a unas 13,5 millones de personas. Este informe, que toma datos bajo una nueva metodología de medición mucho más sofisticada y profunda que la del Indec, revela también que hay un 5,9% de personas en situación de indigencia. Esto representa cerca de 2,5 millones de argentinos. El informe de la UCA releva los datos del tercer trimestre del 2017 y deja al descubierto también un dato perturbador: el 48% de la población que vive bajo la línea de pobreza son niños de entre 0 y 14 años. “En la Argentina sigue existiendo un tercio de la población que vive bajo una pobreza estructural y esta situación vemos que no cambió, a pesar de algunas mejoras en la economía”, destacó.

  Fuente:www.nortecorrientes.com

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios