Destacaron que en los últimos meses hubo un incremento en la cantidad de los beneficiarios que se acercan. La crisis obliga a buscar opciones.

Ayer este diario publicó un informe sobre comedores y merenderos que funcionan en esta capital desde hace muchos años, atendiendo una de las demandas más básicas de la población, entregarles alimentos. Según pudo saber este matutino, la provincia asiste con alimentos a un total de 84 comedores y 40 merenderos, además colabora con 19 comedores de ladrilleros y otros 50 pertenecientes a organizaciones sociales. Si bien estos no son los números totales, ya que además se debe tener en cuenta la gran cantidad de comedores y merenderos que funcionan por el esfuerzo de familias y vecinos que atienden las necesidades de sus barrios y comienzan a pulmón a elaborar comida, las cifras oficiales permiten tener un panorama completo de la realidad de centenares de personas que no tienen otra opción para acceder a alimentos de lunes a viernes. Lucas Carballo desde hace cinco meses es director del área Seguridad Alimentaria, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia. En contacto con NORTE de Corrientes destacó que el objetivo de la gestión es que los comedores se conviertan en lugares de interacción comunitaria y que los vecinos puedan encontrar allí respuestas a otras demandas cotidianas. “En total asistimos a unos 193 comedores, con alimentos deshidratados como así también carne, frutas y verduras”, explicó y remarcó que en promedio cada uno tiene una asistencia de 200 personas por día, lo que significa que unas 40 mil personas se alimentan todos los días en los comedores de esta capital. En cuanto al funcionamiento, destacó que mientras en algunos barrios continúa la modalidad de comer en el lugar, en otros se implementa el sistema 0s que es un sistema que nos interesa, la gente llega al comedor un poco antes del mediodía y busca las raciones para toda la familia. Nos importa este tipo de metodología porque queremos que las familias se mantengan unidas en torno a la mesa familiar”, remarcó el funcionario. Al tiempo que advirtió que en los últimos meses hubo un aumento de personas que llegan a los comedores. “Hay crisis y golpea primero a las clases bajas, por eso no podemos negar que se está dando un aumento de familias que llegan a los comedores, de todas formas es importantes que se entienda que tenemos capacidad para dar respuesta a situaciones como estas”, explicó el funcionario provincial, quien destacó que las raciones alimentarias se están entregando con normalidad. En el mismo sentido, señaló que estaba prevista esta situación y los beneficiarios están contenidos.

en el interior

La asistencia provincial, si bien tiene una importante llegada en esta capital debido a la gran cantidad de comedores existentes, también envía asistencia a 60 municipios del interior provincial. “En esos casos se trabaja directamente con los intendentes, que son quienes reciben y distribuyen en sus ciudades, porque son ellos quienes conocen las realidades”, especificó el Carballo. 

Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios