El gasto médico por cada herido es de 25 mil pesos. Los motociclistas jóvenes continúan siendo los pacientes más recurrentes.

Todos los días se registra un siniestro vial en la ciudad. De mayor o menor gravedad, los heridos son asistidos por el sistema público de salud, desde la ambulancia que lo traslada y paramédicos que asisten en el lugar, hasta la atención en el Hospital Escuela General San Martín, donde ocupan más de la mitad de las camas disponibles. Una tendencia difícil de revertir es que la gran mayoría de los heridos son motociclistas jóvenes y que la falta de elementos de seguridad provoca la muerte de 7 de cada 10 lesionados. “El 65 por ciento de las camas son de traumatología. Estamos quitando atención a otras patologías. El Hospital Escuela mutó, ahora nos transformamos en un hospital de trauma, antes éramos un hospital de clínica médica de excelencia”, dijo el director del nosocomio, Salvador González Nadal. Explicó además que el costo médico sanatorio promedio, desde ambulancia hasta la externalización por cada lesionado en siniestros viales es de 25 mil pesos. En el año 2011 el costo en atención por traumatizados era de $1.300.000 y tres años después ascendió a $4.600.000. En 2016 fue de $6,5 millones y el año pasado ascendió a 7 millones de pesos. Si bien el aumento en los costos y servicios es generalizado, el problema es que este gasto podría evitarse y destinar el dinero a la atención de otras especialidades o en la prevención de enfermedades.

Consecuencias

La falta de casco, el exceso de velocidad y el consumo de alcohol o drogas al conducir suelen funcionar como detonantes de estos accidentes. De acuerdo con los datos suministrados por González Nadal, el 75% de los motociclistas muertos en accidentes no usaba casco, hay alta incidencia de consumo de alcohol y otras sustancias y el 70 por ciento de los accidentados integran el grupo etario que va de los 15 y 34 años de edad. En tanto, mencionó que el 74 por ciento de los fallecimientos se producen durante el fin de semana y que de ellos, el 80 por ciento son por impacto de motos contra autos. La mayoría de los hechos se produce en avenidas, siendo la Maipú la que más choques registra. El 73 por ciento de los sucesos se produce de madrugada y con buena luz y con la calzadas en buen estado, a la vez que señaló que el 19 de julio (día previo al Día del Amigo), se produjo uno de los récords, con 56 ingresos por accidentes de tránsito. Además, de los heridos -la mayoría jóvenes- el 22 por ciento queda con una incapacidad moderada, el cuatro por ciento, una incapacidad grave y el 3,5 pierde la vida. Los siniestros saturan la capacidad de los centros médicos y provocan un retraso en la atención de pacientes con otro tipo de patología y reducen la disponibilidad de camas. La mayoría de los choques se producen por negligencia e imprudencia y el consumo de bebidas alcohólicas, por lo que son prevenibles.s

Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios