POLICIALES  9 de febrero de 2018

Ritual satánico: liberaron a detenidos y afirman que todo fue una farsa

En conferencia de prensa se anunció que la Policía descubrió que los testigos mintieron en plan de inculpar a los acusados. Afirman que el hecho de que los niños fueran argentinos también es mentira. La investigación volvió a fojas cero.

La muerte de dos niños, cuyos restos aparecieron el 4 de septiembre del año pasado en el barrio Lomba Grande de Novo Hamburgo, Brasil, se encamina a la impunidad. La investigación tuvo un insólito revés judicial. La Policía Civil de Rio Grande Do Sul confirmó que la versión del sacrificio humano fue, lisa y llanamente, una farsa orquestada por motivos aún confusos.
El delegado Rogério Baggio, titular de Homicidios de Novo Hamburgo,  anunció en conferencia de prensa la liberación de los cinco detenidos que tenía la causa y la caída de las órdenes de captura que pesaban sobre el misionero Jorge Adrián Alves y otro prófugo que hasta el momento tenía la investigación.
“Todo lo que teníamos hasta ahora es mentira. Todo. Fue una farsa. Los testigos que declararon mintieron con riqueza de detalles y lograron que la investigación siguiera el rumbo de un ritual satánico, pero finalmente llegamos a la verdad. El argentino Alves no tiene nada que ver y el hecho de que los niños sean argentinos también es mentira”, confió ayer al diario Primera Edición el propio Baggio, minutos después de atender a los medios brasileños en rueda de prensa.
La Policía investiga ahora un plan orquestado por parte de un sujeto que fue detenido el martes por la mañana en San Leopoldo, a diez kilómetros de Novo Hamburgo, quien habría sido el “cabecilla” de la puesta en escena. Todo resulta propio de una película de Hollywood.
Baggio dio detalles sobre cómo comenzó a descubrirse esa mentira.
El delegado aclaró que se llegó a la verdad gracias a que “investigamos la vida de todos los testigos. Supimos todos los detalles. Los llamamos para una nueva declaración y entonces no tuvieron otra alternativa más que contar la verdad”.
Sobre la aprehensión registrada ayer por la mañana, Baggio ratificó que ese sujeto fue apresado “por inducir a los tres testigos claves a mentir”. Si bien no brindó mayores detalles para no entorpecer la investigación, ya que habría más involucrados, contó que “estas tres personas -los testigos- tenían dificultades financieras y fueron coaccionadas y orientadas por alguien que conoce la investigación y a los cinco investigados en un principio. Sólo así se explica la riqueza de detalles que brindaron a la hora de declarar”.
Baggio agregó que los tres testigos claves fueron coaccionados bajo promesas de que recibirían “un lugar para vivir, alimentos e incluso un salario”, tras lo cual apuntó que la versión que brindaron fue tan creíble “que dos de ellos fueron incorporados al programa de protección de testigos”.
Los periodistas citados  en Novo Hamburgo no tardaron en consultar a Baggio por su parecer sobre Moacir Fermino, el delegado que estuvo a cargo de la investigación durante sus vacaciones, quien procedió a la detención de los cinco involucrados y pidió la captura del misionero Alves, tras atribuir el esclarecimiento del hecho a una “revelación divina” gracias a testimonios de “profetas”.
“Por una cuestión ética no voy a dar declaraciones del delegado Fermino”, dijo ayer el entrevistado. Lo cierto es que ahora Moacir Fermino está bajo una investigación interna de la fuerza brasileña por su insólito accionar.

  Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios