El gobierno provincial le echa la culpa del aumento en la tarifa de la luz al gobierno del presidente Mauricio Macri, que está recortando subsidios. Las últimas facturas que llegaron a los domicilios, con vencimientos en febrero y marzo, muestran aumentos de hasta 110%. En el último año la Dpec aumentó 260% el precio del kilowatt.

Hace unas horas a en su cuenta @OficialDPEC, la Dirección Provincial de Energía de Corrientes informó que “está vigente un nuevo cuadro tarifario” con incremento en el valor de las tarifas “del orden del 30% en el valor de la energía”.

La empresa estatal de energía culpa de la nueva suba en el valor de las tarifas a la administración nacional del presidente Mauricio Macri, que según la Dpec está aplicando “un esquema de quita de subsidios” al consumo eléctrico.

A través de un contenido audiovisual de mala calidad, la Dpec también le avisó por Twitter a sus 245 mil usuarios que en la “por la incidencia de las altas temperaturas el aumento en el consumo suele aumentar más del 35%” por cada hogar; por lo que “por lo que el impacto final en las facturas puede ser significativo”(http://bit.ly/2DPkBjr).

Según el deficiente comunicado, que no detalla en qué consiste el nuevo cuadro tarifario ni desde cuándo está en vigencia; la suba total rondará el 65% promedio en las facturas: 30% porque el gobierno de Macri está recortando subsidios, más otro 35% por el aumento en el consumo culpa del verano.

 

 

 

El pasado 28 de diciembre, la Dpec realizó la audiencia pública (que es una obligación constitucional) que le permitirá aumentar las tarifas de la luz. En el encuentro, que se hizo en Caá Catí y tuvo muy baja participación de usuarios, ocultaron (hasta hoy) cuál es el nuevo cuadro tarifario y desde cuándo lo cobrarán.

Un mes después a través de Twitter, la nueva administración provincial del gobernador Gustavo Valdés (Cambiemos) advierte que aplicará subas promedias del 65%(30% por quita de subsidios y 35% por aumento en el consumo).  

Subas del 100% en facturas que vencen en febrero 2018

Aunque observando las últimas facturas que llegaron a los domicilios, con vencimientos en febrero y marzo próximo, muestran que los aumentos sin aviso alcanzan hasta el 110% y más. Veamos dos casos de Pequeñas demandas residenciales:

En el Caso 1 se observa el incremento en la tarifa para un mismo nivel de consumo, pero de años distintos. Un vencimiento de febrero de 2017 (para 1.254 KW consumidos) era $1.339,46 dividido en dos vencimientos de $671 y $667 cada boleta. El vencimiento de febrero de 2018 (para 1.282 KW consumidos) el costo es de $2.813,58 dividido en dos vencimientos de $1404 y $1408 cada boleta, lo que representa un 110% más caro que hace un año atrás (ver imagen).

En el Caso 2, el vencimiento de diciembre 2017 y enero 2018 las boletas eran de $1.518 y $1.524 cada una. La nueva factura, que vencen en febrero y marzo próximo, las facturas alcanzan $3.048 y $2.982 cada una, un 100% más caro que hace un mes atrás (ver imagen).

Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios