Con el nuevo ajuste, las facturas vendrán con una suba del 30%. Desde diciembre de 2015 el aumento fue de un 340%.

Las facturas de energía eléctrica comenzaron a llegar a los usuarios con un nuevo ajuste del 30%, con lo que el aumento acumulado en lo que va de 2017 ya superó el 55%. El nuevo incremento autorizado por la administración del gobernador radical Ricardo Colombi a la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) fue impreso en las facturas de abril que comenzaron a llegar en los últimos días. Colombi autorizó el incremento en línea con la autorización del Ministerio de Energía de la Nación que en febrero pasado resolvió ajustar las tarifas. El precio de la energía en Corrientes acumuló así un incremento del 340% desde diciembre de 2015, es decir, en los últimos 18 meses, como consecuencia de la quita de subsidios nacionales dispuesta por el ministro Juan José Aranguren. En el caso de una familia tipo de la Capital, que consume 310 kilovatios/hora por mes, las facturas que vencerán en la primera semana de junio llegaron con un incremento del 30,9 por ciento en relación con el pago de mayo, y marcaron un costo de 703 pesos mensuales. En relación con la factura de diciembre de 2016, esos mismo usuarios pagarán ahora un 55,4 por ciento más, lo que configura una fuerte presión sobre los bolsillos de los trabajadores de la provincia con los salarios más bajos de la Argentina. Peor aún es la situación del costo de la energía eléctrica para el comercio y las Pymes correntinas, cuyas facturas superan ampliamente los 3.000 pesos mensuales en promedio. Un aserradero de la ciudad de Santa Rosa recibió una facturación de 11.804 pesos que vence en junio, siendo que pagaba 7.600 pesos en diciembre pasado. Estos precios fueron dispuestos por la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec), empresa estatal que depende de la gestión del gobernador Ricardo Colombi y que está intervenida en manos del ministro de Hacienda de la Provincia, Enrique Vaz Torres. Fuentes oficiales explicaron este martes que la quita de subsidios nacionales supone estos aumentos porque Cammesa, la proveedora de energía, necesariamente debe elevar el precio que le fija a las empresas que distribuyen la energía en todo el país. Las especulaciones indican en Corrientes que la tarifa volvería a subir entre noviembre y diciembre después de las elecciones de octubre de este año, cuando los correntinos votarán para gobernador y vice de la Provincia. “Se ha resuelto ir sincerando los precios de la economía y ahí debe explicarse la readecuación de las tarifas que subirían un 50 por ciento”, dijo en marzo pasado el subinterventor de la empresa, Alfredo Aun, en declaraciones a la prensa. s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios