La trifulca se produjo el domingo, cerca de las 2.45, en el complejo Arasol, situado sobre la avenida Perkins Hidalgo y la ruta Nº 121. Los atacantes serían alumnos de otra división que tendrían diferencias de vieja data. Dos personas resultaron lastimadas y otras dos detenidas.

Una gresca descontrolada se registró el fin de semana en un conocido complejo de la localidad de Santo Tomé entre alumnos de una escuela que participaban de la fiesta de recepción.

Según datos aportados por la Policía, todo se desarrolló el domingo cerca de las 2.45 en el interior del complejo Arasol, donde se realizaba la fiesta de egresados de la escuela polimodal Isidro Bonifacio Cáceres, cuando un grupo de estudiantes comenzó a ocasionar disturbios que terminaron en heridos y detenidos. De acuerdo a los datos revelados por testigos, todo se habría producido entre alumnos de distintos cursos que mantienen diferencias de vieja data, a tal punto que la recepción fue organizada por separado en diferentes lugares y días. Al parecer, un grupo reducido de jóvenes, que pertenecía al curso "rival", llegó al predio de Arasol situado sobre la avenida Perkins Hidalgo y la ruta Nº 121, donde otros estudiantes, junto a familiares y amigos, disfrutaban de su noche de egresados. Los revoltosos eran dos sujetos de apellido Aguirre que una vez en el lugar comenzaron a increpar a otros jóvenes y luego arrojaron piedras a los concurrentes, lesionando en el brazo a una mujer de 64 años, de apellido Vallejos, y a un joven de apellido Machado que sufrió un corte en el cuero cabelludo. Cuando la situación se aprestaba a descontrolarse, personal de la Comisaría Segunda, que ya había sido advertida a través de la líínea de emergencia 101, arribó al lugar para descomprimir la situación y logró detener a uno de los revoltosos, identificado como Aguirre E, en tanto que el otro pudo retirarse del lugar sin ser capturado. Mientras los efectivos realizaban las actuaciones de rigor en la dependencia policial, donde había sido alojado uno de los revoltosos, un nuevo llamado al 101 alertó nuevamente sobre la presencia del otro muchacho identificado como Aguirre A, de 18 años, quien regresó a la fiesta de egresados para continuar con las agresiones. Hasta el lugar se trasladó otra comisión policial que logró identificar al sujeto y, cuando se disponía a demorarlo, fue agredida con golpes de puño, patadas y piedras. Pese a ello, los efectivos lograron reducirlo y trasladarlo a la Comisaría junto al otro sujeto. Respecto a los dos heridos, se supo que fueron trasladados al hospital San Juan Bautista, desde donde se informó que ambos estaban fuera de peligro.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios