Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar


Las autoridades policiales tratan de localizar a un delincuente, vinculado con el negocio de los desarmaderos, que logró escapar esposado de un patrullero mientras el vehículo estaba estacionado justo frente a la comisaría de la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere, en el partido de La Matanza. El Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires decidió separar preventivamente del cargo a los uniformados que debían custodiar al marginal.

Al respecto, los voceros de los tribunales de La Matanza revelaron que el malviviente, identificado como Leonardo Rodríguez, huyó en la noche del lunes pasado, cuando el móvil policial en el que era trasladado detuvo su marcha frente a la seccional 1ª de Este de La Matanza, que está situada en Monseñor López May al 3300.

Trascendió que Rodríguez, que de acuerdo con las diversas versiones tenía colocadas las esposas, logró aprovechar un descuido de los servidores públicos y escapó rápidamente a la carrera, escondiéndose en las calles del humilde vecindario, en el oeste del conurbano provincial.

Según manifestaron los informantes, el maleante había sido detenido por los policías, en jurisdicción de Virrey del Pino, al hallarse relacionado con desarmaderos clandestinos de vehículos robados. Por este motivo, el individuo fue alojado en la comisaría de Villa Dorrego (3ª Sur de La Matanza), hasta que en la noche del lunes pasado se dispuso que fuera enviado a la seccional 1ª de Este a bordo de un patrullero, oportunidad en la que ocurrió su huida.

Separados
Funcionarios de la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense ya resolvieron la separación preventiva de sus labores de los uniformados que debían custodiar a Rodríguez, con el fin de averiguar si incurrieron en irregularidades, mientras desarrollaban la vigilancia del delincuente.

Intervino en la causa el doctor Federico Raúl Pedro Russo, fiscal en turno de Gregorio de Laferrere, dependiente del departamento judicial de La Matanza.