Viernes 12 de Agosto de 2022

Hoy es Viernes 12 de Agosto de 2022 y son las 08:48 -

12°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

3 de noviembre de 2015

Stanovnik instó a celebrar la democracia libres de divisiones y enfrentamientos

El arzobispo se acercó al cementerio San Juan Bautista, donde además de rezar por los fieles difuntos brindó una homilía con un mensaje esperanzador. En este contexto, monseñor conversó con El Litoral. Dejó su postura acerca del panorama de balotaje y remarcó los puntos elementales por tratar.

El cementerio San Juan Bautista, en el Día de los Fieles Difuntos, recibió a cientos de personas que se acercaron a rezar, orar y dejar una flor rindiendo honor al descanso de sus seres queridos. Desde las 9, monseñor Andrés Stanovnik visitó las instalaciones y brindó una misa con un mensaje esperanzador y alentador. 
En este marco, además, antes de iniciar la homilía el arzobispo conversó con El Litoral y dejó su postura con respecto al escenario electoral vigente. “El balotaje es una oportunidad única para celebrar la democracia. Pero tenemos que transitarla serenamente, no tenemos que provocar divisiones o enfrentamientos, demos ejemplos de buen trato y respeto, porque a pesar de que hay una contienda entre dos candidatos, ésta debe ser leal, respetuosa y fundamentalmente deudora de la verdad. No hay necesidad alguna de descalificar al otro”, remarcó Stanovnik.
Asimismo agregó que el mejor candidato es aquel que “piensa y programa lo que pretende hacer en un futuro, sin perder tiempo en desprestigiar al otro”.
Por otro lado, ante la consulta por los temas que necesariamente deben incluirse en la agenda de los políticos entrantes, relató su gran preocupación por los asentamientos que se ubican en cercanías al cementerio: “Estamos en el corazón de la ciudad y nos encontramos con estas realidades, pero pasa en todo el país. Por eso considero que necesitamos de políticas de equidad, de trabajo, de viviendas y programas superadores de la pobreza. Son condiciones fundamentales si queremos un país pacificado”. 
No olvidó además la importancia de proyectos delineados en torno a la seguridad ciudadana, y en este sentido detalló: “Cuando hablamos de seguridad, hablamos de violencia. Somos una sociedad violenta porque avanzamos mucho en tecnología, pero en humanidad -que significa mejorar el trato entre nosotros-, ahí retrocedimos”. En relación a ello agregó la necesidad de pedir a las autoridades por seguridad, pero al mismo tiempo terminar con el desequilibrio “que comienza en el seno del hogar, en la pareja, en los padres y luego eso se transmite a los hijos”, reflexionó.

La esperanza del 
reencuentro
Por otro lado, en el Día de los Fieles Difuntos cientos de visitantes de todas las edades, se acercaron al cementerio San Juan Bautista y antes de comenzar la misa llevaron flores a sus parientes y amigos que duermen en descanso eterno.
El panorama en general era de congoja y remembranzas, sin embargo, monseñor Stanovnik brindó un mensaje esperanzador y dijo a este medio: “Normalmente se entiende este día como de tristeza, porque uno recuerda a sus familiares y viene la nostalgia, pero los creyentes nos reponemos de esa amargura, sabiendo que la separación que se produce con la muerte es transitoria porque nos vamos a volver a encontrar”.
Luego de la misa y bendición, el arzobispo visitó los restos del padre Rafael Ledesma. Allí rezaron por todos los sacerdotes fallecidos. “Por supuesto, vamos a recordar a todos los fieles difuntos. Yo, por mi parte, voy a pedir por mis padres y amigos”, declaró.
En medio de los pasillos se pudo ver a ciudadanos acongojados en una jornada que invitó a la reflexión, sin embargo el arzobispo alentó a recordar y rezar por “los seres queridos cada día”.
Vale recordar que cada 2 de noviembre se conmemora el Día de los Fieles Difuntos, una tradición compartida por todos los cristianos y que consiste en una buena oportunidad para pedir por las faltas de quienes han dejado este mundo y por su glorioso descanso.

 Fuente:www.ellitoral.com.ar



COMPARTIR:

Comentarios