6 de agosto de 2015

Crimen de Maxi: mientras buscan al prófugo, familiares defienden a “Josele”

Siguen pistas para dar con el paradero de “Oscarcito”, el otro implicado en la muerte de Maximiliano Aquino.
Por las redes sociales corrió un video donde el detenido Altamirano confiesa el hecho. Los padres dicen que lo obligaron.

A  cuatro días del brutal crimen de Maximiliano Aquino, el estudiante de Agronomía que fue asesinado de al menos ocho puñaladas en el barrio Aldana, todavía no logran dar con el segundo sujeto que aparece sindicado como uno de los autores del hecho.
Se trata de Hugo Oscar Godoy Ferrandiz, alias “Oscarcito”, de 19 años, que aparece sindicado como cómplice. Entretanto, el que fue detenido ya en las primeras horas fue Juan José Andrés Altamirano, alias “Josele” (23 años).
Justamente ayer se viralizó con rapidez por las redes sociales un video donde se observa a Josele -golpeado y esposado a una silla- respondiendo preguntas a una persona que se presume es un policía ante quien afirma que tuvo participación en el ataque contra Maxi Aquino.
La respuesta no tardó en llegar desde los propios familiares que eligieron FM Radio Dos para dar su descargo y destacar la “inocencia” del mismo. 
“Mi hijo estaba durmiendo en casa. Yo lo vi. Nunca tuvo armas, y sólo tenía un antecedente por un arrebato”, aseveró la mujer al responder sobre lo que hizo la madrugada del sábado cuando sucedió el homicidio. 
Por otra parte, el padrastro, llamado Alejandrino Sáenz, en torno al video que salió a luz dijo que “mi hijo tiene miedo. Lo indujeron a decir eso. Él no contestaba... está golpeado y con temor”. 
Sin embargo, coinciden en señalar que no conocen a Oscarcito, quien permanece prófugo y aparece sindicado como el cómplice de Josele. 
Otro de los planteos que expresaron fue que “lo detuvieron más rápido de lo que tardó la ambulancia”, agregó Alejandrino.
La madre denunció que “apenas puede caminar... está muy golpeado”. Y aseveraron que nunca usó la moto secuestrada: “Ni siquiera sabe manejar moto”.
Confesó, sin embargo, que “mi hijo es adicto, desde los 14 años, desde que murió su abuelo, pero eso no es motivo para que haga una cosa así. Sé como es mi hijo, y creo en su inocencia. José es inocente. Estuvo durmiendo en mi casa a esa hora del sábado, y el viernes no salió. Además, si sale está solo en el barrio”.
En otro orden de cosas, el padrastro pidió “que se conozca el video de la cámara que filmó todo. Y que declare la chica. Queremos que se sepa la verdad. Que nos muestren lo que pasó, queremos saber si es Josele el que muestra el video. El dolor más grande es que hay dos asesinos en la calle, y mi hijo está detenido sin razón. Confiamos en su inocencia”, planteó.

Justicia
En torno al caso, habló la Jueza de Menores Nº 1, Rosa Iglesias, quien admitió que “el 99 por ciento de los menores que son atrapados tienen drama con la adicción a las drogas”, afirmó ante el programa En el Aire. Además añadió que “empiezan a delinquir siendo menores de edad y la Convención de los Derechos del Niño dice que tenemos que tener el menor tiempo posible a los menores tras las rejas. Solo podemos alojar a menores de 16 y 17 años, pero en nuestro caso ya estamos alojando a chicos de 15 años, que algunos dicen que es inconstitucional, pero nuestra forma de ver la entidad del hecho y lo que cometen, hemos decidido eso”, resaltó.

Fiscal
En otro orden de cosas, se anunció que hoy a las 9 el fiscal de la causa, Gustavo Robineau, recibirá a los padres de Maxi Aquino, quienes llegarán desde la zona rural de San Roque, donde viven.
Se trata de Adriano Aquino -pequeño productor del paraje Colonia Elisa- y  Marta Masdheu, quien se desempeña como docente.
El interés de la familia del joven asesinado es tomar contacto directo con quien  está al frente de la investigación y conocer mayores detalles de cómo actúa la investigación policial.

 

Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios