4 de agosto de 2015

Crimen de Maxi: para la Policía el caso está esclarecido y tienen al homicida

Juan José Andrés Altamirano alias “Josele” de 23 años fue detenido en el barrio Seminario. Ya había sido imputado por otra causa y no fue condenado.
El aprehendido tiene antecedentes delictivos desde que tenía 14 años. Por otra parte se investigará los llamados a los servicios del 911 y el 107.

En conferencia de prensa, desde la Policía ratificaron las versiones conocidas sobre la detención y búsqueda de los partícipes en el asesinato del estudiante Maxi Aquino. Además, desde Salud Pública aseguraron que en relación a la demora de la ambulancia, “hay preocupación en el Ministerio y se va a realizar un sumario para constatar los hechos para ver si coinciden con las declaraciones de los guardias que marcharon hacia el lugar”.
El jefe de Policía, Eduardo Acosta, brindó detalles del operativo montado tras el llamado de emergencia en la madrugada en que sucedieron los hechos. Explicó que uniformados de Delitos Complejos actuó según las características del acontecimiento y de acuerdo al “servicio que tenemos implantado en la zona aledaña del Regatas”. Al saber que “un sujeto se quería dar a la fuga, se solicitaron las órdenes judiciales y se procede de inmediato a la aprehensión de una persona mayor de edad de apellido Altamirano”.
A la par, Acosta aseguró que desde la Brigada de Investigaciones comenzó a “trabajar con otros datos: cámaras, testimonios, se solicita a la Justicia una orden de allanamiento que se practica en el domicilio de ese ciudadano, se secuestra una moto que era posiblemente la utilizada en el hecho, prendas de vestir y arma blanca y se está viendo si tenía sangre el arma”.
Además, confirmó que “quien manejaba la moto está prófugo y es intensamente buscado”, al mismo tiempo que detalló se demoró a una persona que “a través de su testimonio esa noche ya andaban por la noche estos dos ciudadanos, uno que está detenido con antecedentes policiales y justicia”.
El acusado de homicidio es Juan José Andrés Altamirano, alias “Josele” (23), domiciliado en el barrio Seminario de esta capital, quien quiso fugarse en una canoa en la costa del Río Paraná el día que fue aprehendido.
“Altamirano tenía antecedentes judiciales”, aseveró el jefe de Policía, Eduardo Acosta y ante el interrogante por parte de la prensa sobre por qué estaba en libertad, el funcionario apuntó la responsabilidad hacia el Poder Judicial: “Eso es parte de la Justicia”. El muchacho había sido imputado por robo calificado pero “nunca fue condenado”, explicaron. Sus antecedentes datan desde cuando tenía 14: “hechos delictivos, la mayoría robos calificados”. Aún continúa la búsqueda de su cómplice.
Al dar detalles del hecho, Acosta aclaró que a las “6.05 se escuchan los primeros gritos” y que, tras un llamado al 911 se deriva un móvil policial que estaba en Yrigoyen y 9 de Julio, que se constituye inmediatamente en el lugar, Baibiene y Uruguay.  “A las 6.18 avisan desde el 911 a la Comisaría Cuarta y desde ese lugar se van al lugar del hecho. En tres o cuatro minutos ya se encontraba un móvil del personal policial”.
Altamirano, indicado como el posible autor material, “quería fugarse en una canoa, vecinos no escucharon ruidos de motocicleta pero se ve en las cámaras”. 
Por cuanto al operativo, Acosta confirmó que las cámaras de seguridad con las que se auxiliaron para dar con el presunto asesino pertenecían a un domicilio privado. 

Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios