26 de abril de 2015

Corrientes se instala a escala nacional con un índice del 21% de repitencia

De acuerdo a los últimos resultados, en la provincia se registra un alto fracaso escolar en los primeros años educativos. No obstante afirman que el número continúa siendo alto porque además se amplió numerosamente la matrícula con los chicos insertos en el sistema.

La Provincia de Corrientes registra el 21 por ciento de índice de repitencia en el Nivel Primario, según informaron desde uno de los gremios de Corrientes, que además señalaron que el nivel es alto por la masiva incorporación de niños y jóvenes al sistema de educación.
El referente del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (Suteco), Fernando Ramírez, en diálogo con EL LIBERTADOR señaló que no se logra revertir los números que se mantienen desde hace varios años.
"Corrientes está primero entre los peores del país, en lo que se refiere a repitencia y deserción en los primeros años", advirtió.
Agregó que en la mayoría de los casos se da en primero y segundo grado, y es por eso que se inició con herramientas para mejorar la trayectoria escolar, como la Unidad Pedagógica que agrupó 1º y 2º grado y la jornada extendida.
Ramírez advirtió que esto lleva ligado a otra situación que se viene dando como la sobreedad y la extensión de la terminalidad.
"Muestra de ello es que hace muy poco el gobernador Ricardo Colombi inauguró un edificio en Curuzú Cuatiá que funcionará como escuela nocturna de primaria. Ello demuestra que hay una fuerte demanda", señaló.
Así explicó que hay muchos jóvenes que quieren continuar con la educación primaria pese a la edad y es todo una cadena de situaciones que atenta contra el abandono escolar.

DESERCIÓN

El gremialista también se refirió a la educación secundaria en la que -nombró- hay un alto índice de deserción y abandono.
"En la provincia hay una secundaria en donde se duplicó la cantidad de alumnos pero que a la vez hay un bajo nivel de terminalidad", indicó.
En este sentido nombró que desde el Gobierno nacional se impulsan muchas becas y subsidios que estimulan la incorporación de jóvenes al sistema educativo.

Niños no escolarizados en todo el país
De acuerdo a un informe especial, unos 632 mil niños, niñas y adolescentes no están escolarizados y viven en situación de vulnerabilidad. Es fundamental el papel del Estado, de la escuela y del sector social en la misión de incorporarlos al sistema educativo.
El texto fue elaborado por Andrea Vulcano, Silvina Oranges y Fátima Cheade, para la página de Tercer Sector.
Para muchos, ir a la escuela y permanecer en ella, es más un desafío que una realidad o una posibilidad concreta. Según las últimas cifras oficiales, que datan de 2010, son al menos 632 mil los chicos y chicas de entre 6 y 17 años que no están escolarizados. La inmensa mayoría se encuentra en el Nivel Secundario donde los adolescentes afuera de la escuela orillan los 600 mil.
Chicos y chicas que estudian en la cama de un hospital; los que recorren decenas de kilómetros para ir al colegio; aquellos que estudian en contextos de encierro; o los que tienen alguna discapacidad; o los chicos a quienes no les queda otra que trabajar; o los otros, tentados por la calle; sin nada de nada, conforman un vasto universo de contextos adversos, diametralmente opuestos a las habituales postales de inicio de clases.
Para ellos, ir al colegio sólo es posible merced a un fuerte apuntalamiento del Estado, de la propia institución educativa y -muchas veces y una vez más- del acompañamiento de miles de organizaciones sociales y comunitarias.

  Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios