10 de enero de 2014

En el Pediátrico el 80% de los pacientes oncológicos no tienen obra social

La Fundación Flexer dijo a El Litoral que son tratados cerca de 80 niños. Un medicamento para cuidados paliativos puede costar más de 6 mil pesos.
El miércoles hubo una reunión entre autoridades del hospital y voluntarios para crear una red que genere una cadena solidaria.

Autoridades del Hospital Juan Pablo II y coordinadores de la Fundación Natalí Dafne Flexer tuvieron una reunión el día miércoles con el objetivo de crear una “red” que a su vez genere una cadena solidaria que ayude a niños que son tratados en el área de oncología del centro de salud. En este sector asisten cerca de 80 niños, la mayoría de los cuales no cuentan con obra social y tienen que afrontar miles de gastos en medicamentos, transporte y otros. Si bien el nosocomio provee de los mismos, en ocasiones la organización solidaria colabora con familias de bajos recursos económicos.  “Nos encontramos con autoridades del hospital y médicas oncólogas para generar una red de atención para asegurar el tratamiento de los pacientes. Como hicimos el día miércoles, que entregamos medicamentos a una niña de un paraje, uno de los objetivos de la fundación es buscar medicamentos que no se consiguen, también hacer contención y entregar otros insumos de higiene como alcohol en gel”, comentó a El Litoral Rosi Soy, una de las coordinadoras de la organización.  En esta oportunidad contó que estuvieron varias horas generando contactos para brindar ayuda a una niña de 12 años del interior provincial que necesitaba medicamentos que no conseguían. Para ello contó que cuentan con voluntarios, entre ellos dos estudiantes del Nivel Secundario del Colegio Normal y San Benito.  En la reunión cuyo objetivo fue comenzar a generar una “red”, estuvo el director Alberto Braverman, quien explicó los “circuitos donde la fundación puede intervenir”. Uno de los principales eslabones es la comunicación, para generar contactos y que la sociedad conozca la realidad de pequeños que se encuentran en “desamparo total”.  “Hay cerca de 80 niños que están realizando tratamiento oncológico en el hospital, podría decir que un 80 por ciento no tiene obra social; hubo un caso de un niño de bajos recursos económicos que necesitó un avión sanitario y la fundación ayudó a conseguirlo”, comentó una de las coordinadoras. “Una medicación puede costar 6 mil pesos y necesitan diez de estas, que son para antes del tratamiento oncológico, el hospital puede gastar unos 85 mil pesos para tratamientos paliativos. Es necesario saber que entre todos somos responsables y debemos contribuir”, aseguró.  Lo inmediato que pueden aportar son elementos de higiene personal. Muchas familias son del interior provincial. También pueden donar juguetes, calzados o vestimenta, si estos no son utilizados por los pacientes pueden ser entregados a sus hermanos.  “Hay algunos chicos que ya hicieron tratamiento y sólo hacen controles, otros recién empiezan con esto, algunos niños deben ser derivados al hospital Garrahan. Tuvimos el caso de una niña de 3 años que estaba en terapia intensiva y necesitaba donantes de sangre, otra niña una silla de ruedas porque el tumor que tenía le provocó una parálisis”, comentó Rosi Soy, quien además agregó que otra coordinadora se reunió esta semana con autoridades de la misma fundación en Buenos Aires para coordinar tareas.  Voluntarios pueden buscarlos en la página de la organización o en el Facebook.   Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios