Domingo 22 de Mayo de 2022

Hoy es Domingo 22 de Mayo de 2022 y son las 23:39 -

16.5°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

NACIONALES

8 de diciembre de 2021

Según la UCA, cerca del 65% de los menores argentinos es pobre

El Observatorio de la Deuda Social informó que el 43,8% se encontraba bajo la línea de la pobreza hacia oc­tubre. Leve baja respecto a 2020.

Según el Observatorio de la Deuda Social Argen­tina (Odsa) de la Universi­dad Católica Argentina, el 43,8% de los argentinos se encontraba bajo la línea de la pobreza hacia octubre de 2021, una cifra que repre­senta una leve baja respecto al 44,7% de la medición de 2020. La cifra es más alar­mante al medir a los chicos y adolescentes, donde el 64,9% de los menores vi­ven en la pobreza, siendo el único segmento etario que subió respecto al año pasado. Argentina está ante una "crisis y estancamiento en un marco de desigualda­des crecientes". Así lo indi­ca la UCA en su informe de avance "Crisis del empleo, pobreza de ingreso y pri­vaciones sociales estruc­turales. Argentina Urbana 2010-2021" que dio a cono­cer ayer. 

Según el estudio, el 33,9% de los hogares y 43,8% de las personas se en­contraron bajo la línea de la pobreza entre julio y octubre de 2021. En lo que refiere a pobreza por ingresos, el nivel sería levemente inferior al 44,7% registrado en 2020 pero si­gue siendo superior a la de 2019, cuando se ubicó en 39,8%. Mientras tanto, los niveles de indigencia se en­cuentran en valores relati­vamente similares a los del 2019, previo a la pandemia del coronavirus. El 6,4% de los hogares y 8,8% de las personas son indigentes. En 2019 el 8,4% de las personas eran indigentes y en 2020 subió 9,8%. En términos etarios, los más afectados por la indigencia y pobre­za son los niños y adoles­centes. Según la Encuesta de la Deuda Social del Ob­servatorio, el 64,9% de los niños y adolescentes viven en hogares por debajo de la línea de la pobreza. El 14,7% se encuentra, además, por debajo de la frontera de la indigencia. El estudio tam­bién indica que se está ante una "caída tendencial de la tasa de actividad laboral y de los empleos, con deterio­ro creciente de los trabajos informales y en los perfiles sociales más vulnerables". Entre julio y octubre, solo el 42,1% de la población económicamente activa ac­cedió a un empleo pleno de derechos. El 29,6% contó con un empleo regular pero precario, con ingresos supe­riores a la subsistencia, pero sin poder afiliarse al Siste­ma de Seguridad Social. 

Deterioro de la clase media

El informe de la UCA que se publicó ayer concluyó que hubo una caída de la clase media hacia la pobreza. Esta dinámica se potenció con la situación econó­mica adversa que de la pandemia.

El repunte de 2021, que muestra una me­jora respecto a 2020, aún no alcanza para recuperar lo perdido de los niveles previos a la pandemia. 

La mejora de ingre­sos se vio afectada sustancialmente por la inflación, de este modo los aumentos fueron absorbidos por el in­cremento del costo de vida.

Un punto clave para entender el deterioro de la clase media es la capacidad de ahorro. El relevamiento de la UCA, de 2011 a 2021, mostró que hace diez años un 13,9% podía hacerlo de acuerdo a sus ingresos. Hoy esa cifra bajó a un 8,4%, por lo que menos tra­bajadores asalariados no tienen a posibilidad de hacerlo.

Fuente:www.nortecorrientes.com



COMPARTIR:

Comentarios