Miércoles 1 de Diciembre de 2021

Hoy es Miércoles 1 de Diciembre de 2021 y son las 19:09 ULTIMOS TITULOS:

28.7°


NACIONALES

27 de octubre de 2021

El consumo en supermercados crece respecto al 2019

Agosto fue un mes flojo en términos de consumo, aunque se va observando una recuperación lenta, de la mano de las paritarias y el atraso cambiario. En lo que va del año, las compras en estos locales ya superaron los niveles previos a la pandemia

Por Mariano Cuparo Ortiz

Agosto no fue un gran mes para el consumo, aunque aun así dejó algunos datos positivos. El Indec publicó los primeros números oficiales del mes, referidos a las ventas de supermercados y shoppings, que tuvieron variaciones positivas en la comparación interanual: mejora de 4,5% en los súper, acelerando respecto a julio y de hecho marcando la mayor suba de los últimos 15 meses; de 2,4% en los mayoristas; y de 245% en los centros de compra. Hasta ahí, resulta bastante obvio porque el 2020 fue un año históricamente bajo. Pero la comparación también es positiva, en el caso de los supermercados, al mirar los primeros 8 meses del año contra los niveles del 2019.

Los datos fueron publicados por el Indec a través de las encuestas de Supermercados y Centros de Compra, correspondientes a agosto. En los supermercados, las ventas alcanzaron los $23.990 millones, lo que implicó una mejora de 4,5% en términos reales al comparar con agosto del 2020. Pero, sin embargo, una caída de 1,4% respecto al mismo mes del 2019. Lo que se dice un mes flojo, teniendo en cuenta la cercanía de la contienda electoral de las PASO.

Pero, al tomar la comparación de los primeros 8 meses del año, las ventas treparon hasta $882.449 millones, lo que significó una contracción de 0,5% contra el 2020, lo que obliga a tener en cuenta que el consumo en supermercados llegó incluso a crecer en la primera ola porque eran las compras de esenciales los únicos que otorgaban permiso para moverse.

De hecho, en marzo del 2020, en los primeros días de Fase 1, en parte por el miedo y la tendencia abastecerse de más, las ventas llegaron a crecer 9,5% anual. En cambio, en agosto, con la crisis económica ya azotando, hubo una baja de 5,7%. De ahí que la comparación interanual publicada ahora en por el Indec resulta obvia en su mejora.

Pero, en cambio, el dato acumulado para las ventas en lo que va del 2021, es decir el lapso enero-agosto, que comenzó a marcar un repunte a partir de junio, es decir una vez que finalizó la segunda ola, significó una mejora de 1% respecto al mismo período del 2019.

Los números, que fueron los primeros oficiales en publicarse para la dinámica del gasto de los hogares, van de la mano con lo que observaron las consultoras privadas también en agosto. De hecho, el consumo viene siendo el factor clave de la demanda agregada en el segundo semestre, a la par del freno en la inversión.

Desde la consultora PxQ señalaron que el Índice de Consumo de la consultora creció 0,6% mensual desestacionalizado. Exactamente lo mismo marcó el Índice Mensual de Consumo (IMC) del Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITE-FGA).

Desde el Observatorio de Coyuntura Económica y Políticas y Públicas (Ocepp) señalaron que ese rebote viene siendo muy pequeño, lo que tiene impacto en los indicadores sociales que peor resultado mostraron, como la pobreza y la indigencia, aunque también reconocieron que hay limitaciones al margen de maniobra oficial.

Señalaron al respecto: “A pesar de que ciertas variables vienen mejorando respecto a la crisis del COVID-19, los altos niveles de pobreza, desempleo y la fragilidad social que se deterioraron fuertemente desde el 2018, exigen una recuperación más veloz. Sin embargo, ante tales urgencias, los márgenes de maniobra para políticas de ingresos se ven fuertemente condicionadas por las tensiones del frente externo, con escasas reservas, brechas cambiarias elevadas y un mega endeudamiento pendiente de reestructuración con el FMI”.

Fuente:www.baenegocios.com

COMPARTIR:

Comentarios