OPINIÓN

26 de diciembre de 2017

Gobernantes y políticos en los hogares, pero lejos de la gente.

A diferencia de otros años, los dirigentes políticos mantuvieron un bajo perfil público para celebrar la Navidad y se limitaron a dejar sus deseos a través de las redes sociales, sin mostrar la trastienda de la festividad. El único que se animó a tanto fue el presidente Mauricio Macri, quien celebró la Nochebuena junto a su esposa e hija menor, y en su mensaje contó que le regalaron “ropa de deportes, me encantó”. Y agregó, “lo único malo es que, como siempre, son noches en las que uno come demasiado. Me comí medio kilo de turrón”. Es el nuevo modelo de la política institucional, nada de formalidad, todo a través de la comunicación virtual. Acotado y descontracturado.

diferencia de otros años, los dirigentes políticos mantuvieron un bajo perfil público para celebrar la Navidad y se limitaron a dejar sus deseos a través de las redes sociales, sin mostrar la trastienda de la festividad. El único que se animó a tanto fue el presidente Mauricio Macri, quien celebró la Nochebuena junto a su esposa e hija menor, y en su mensaje contó que le regalaron “ropa de deportes, me encantó”. Y agregó, “lo único malo es que, como siempre, son noches en las que uno come demasiado. Me comí medio kilo de turrón”. Es el nuevo modelo de la política institucional, nada de formalidad, todo a través de la comunicación virtual. Acotado y descontracturado. 

  Fuente:www.nortecorrientes.com

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

OPINIÓN
Arrepentirse

Comentarios