17 de noviembre de 2017

Mató a machetazos a su padre en una discusión por la venta de vaca faenada

Un joven en estado de ebriedad fue detenido luego de asesinar a su padre a puñaladas en una discusión que se gestó cuando repartían dinero de una venta, en la localidad de Curuzú Cuatiá, informaron ayer fuentes de la Policía.

Según el informe de las autoridades, el parricidio ocurrió en las últimas horas del miércoles, aproximadamente a las 23.50, en una vivienda del paraje Ávalos, ubicado en la 4ª sección de la mencionada localidad ubicada en el Sur provincial. El hecho ocurrió cuando Alberto Quiroz, de 22 años, y Ramón Quiroz tomaban bebidas alcohólicas y comenzaron a discutir por una “diferencia de dinero” que uno de ellos le reclamaba al otro. La discusión comenzó a subir de tono hasta que ambos se trenzaron y se propinaron varios golpes de puño. Los investigadores precisaron que en ese momento el menor de los Quiroz tomó un machete, con el que causó dos cortes a su padre, uno en la cara y el otro en el tórax, causándole la muerte a los pocos minutos, según los adelantos otorgados por los forenses que en las próximas horas le van a realizar la autopsia para determinar fehacientemente las causales de muerte. Según el Diario de Curuzú, los vecinos habían presenciado la fuerte pelea familiar por lo que llamaron a la Policía indicando que en la propiedad se estaban peleando dos hombres. Cuando llegaron los efectivos de la Comisaría jurisdiccional, se encontraron con una escena dantesca, el padre se hallaba tirado sin vida en el suelo, sobre un charco de sangre. A un costado estaba su hijo, muy borracho que apenas se podía poner en pie, tal vez sin tomar conciencia de lo que había hecho momentos antes. Según el informe de los efectivos que participaron del procedimiento, el joven no ofreció resistencia en el momento de su detención. El mencionado medio web informó que según algunas fuentes policiales, padre e hijo habían carneado un animal vacuno y vendido la carne, y la discusión se suscitó cuando repartían el dinero obtenido de la venta. Los forenses realizaron los peritajes en el lugar y luego llevaron el cuerpo a la morgue del Hospital “Fernando Irastorza”, donde se le va a realizar la autopsia por disposición de la Justicia. También fue secuestrada el arma blanca de 26 centímetros, que estaba manchada con sangre y que presumiblemente fue utilizada en el ataque. Se inició una causa que fue caratulada por el momento como “homicidio calificado por el vínculo”. Las actuaciones sumariales están a cargo de la Comisaría Segunda de Curuzú Cuatiá por cuestiones de jurisdicción. s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios