Tanto desde Educación como desde Desarrollo Social no se dieron a conocer acciones concretas en el centro de primera infancia.
El organismo de fiscalización de la actividad de los jardines maternales privados tampoco se ha clarificado. La institución tomó medidas.

Cámaras de seguridad custodian el acceso al jardín maternal “Luna Gorda”. Allí, el miércoles secuestraron a la nieta de dos años de un reconocido empresario local. La niña fue encontrada sana y salva seis horas después en el barrio San Gerónimo y, desde el plano educativo, aún no se difundieron acciones respecto a lo sucedido en la institución. Según pudo saber El Litoral en el jardín maternal implementaron nuevas medidas de seguridad como la colocación de cámaras en los accesos y la suspensión de actividades extra escolares como clases de huerta. También se analizaba la posibilidad de realizar una lista de personas autorizadas para retirar a los niños donde consigne nombre y apellido y DNI. Si bien la iniciativa no es nueva, a esta se agregaría una fotografía de la persona autorizada para retirar al niño o la niña de las instalaciones del centro educativo y de esta manera identificar a quien se presente como tutor o tutora. Por otra parte, a casi una semana del hecho en lo que al plano educativo y de política de seguridad respecta, las autoridades del área no difundieron las medidas de seguridad pertinentes al caso que fuera de gravedad y conmocionó a la sociedad. Si bien desde el Ministerio de Educación expresaron la necesidad de aumentar la seguridad en dichas instituciones de contención y educación de la primera infancia, se desconocen la implementación de medidas. Desde la Dirección de Enseñanza Privada habían informado a este medio que la Dirección de Minoridad y Familia es el área a cargo de la regulación de los jardines maternales en la provincia. Desde el área, en tanto, ante la consulta de este diario sobre quién controla la actividad de los jardines, habían indicado que Minoridad y Familia es responsable de la habilitación de los centros. Es decir, que el edificio cuente con las medidas de seguridad y que el personal sea el idóneo. Sin embargo, no tendría potestad en cuanto a la fiscalización de su funcionamiento al tratarse de un emprendimiento privado, es decir, de su monitoreo. No así como los CDI que son de carácter público. Actualmente, el área está trabajando en informes aunque por el momento, no se ha dado a conocer una acción.   Fuente:www.ellitoral.com.ar

Compartir

Comentarios