En esos términos se expresó Rodolfo Martínez Llano, quien asumió la defensa jurídica, política y mediática del ex Intendente de Mercedes. Actúa junto al doctor Andrés Gauna. "Se trata de una falsa denuncia", remarcó. Agregó que tendrá consecuencias para sus impulsores. "Es una causa armada, aunque mal armada", dijo el ex Diputado nacional, quien apuntó que no hay elementos para relacionar a intereses políticos de sectores vinculados al oficialismo provincial. Destacó que, tanto la Jueza, como el Fiscal subrogante, están actuando, hasta el momento, con absoluta corrección.

En tiempos políticos ocurre de todo, no es una novedad. 

El pasado viernes, a través de radio Sudamericana, un abogado de la matrícula salió a hablar de una denuncia que involucra a Víctor Cemborain, y lo hizo, además, por otros medios de la ciudad de Mercedes, donde está radicada la causa por un supuesto hecho que se remontaría a abril del 2017, aunque recién ahora toma estado público.

En el centro de la escena quedó, una vez mas, el ex Intendente de Mercedes, quien está llamado a ser noticia, quizás, por su nunca negada aspiración de escalar en la escena política provincial. Ayer, Martínez Llano relativizó por completo la entidad, tanto de la denuncia, como de la denunciante. Sin rodeos, señaló que se trata de una denunciante serial. Sus tres denuncias anteriores, todas relacionadas a hechos sexuales, terminaron en el archivo.  "No me cabe duda", puntualizó que se trata de una falsa denuncia en función a los elementos de prueba existentes. Esto quedará de manifiesto en el desarrollo de la causa donde habrá careos, reconocimiento de lugares y medidas de prueba que acreditarán la falsedad de la misma. El ex legislador dejó en claro que contrariamente a lo que algunos podrían suponer, los indicios indican que las motivaciones y el impulso del accionar de la denunciante vienen de otro lado, circunstancia en la que es bueno señalar, en la medida en que el clima político en Mercedes podría verse alterado si se relacionara con la disputa que desde hace tiempo mantiene el ex Gobernador y el ex Intendente.   INCONVENIENTE   De hecho, situaciones como estas no son buenas para la política y así parecieran haberlo entendido tanto desde un sector como del otro, y de ello han tomado nota las autoridades judiciales, siempre atentas al contexto en el que deben administrar justicia. Algunos indicios parecieran demostrar, y de hecho ha tomado nota de ello el propio Víctor Cemborain, que esta vez cayó bajo el fuego amigo, una contradicción no fácil de entender en un tiempo en el que, lo menos que hay, son códigos. El ex Intendente, afectado por la situación incómoda que se ha generado, prefiere que su defensa desarrollen sus abogados, razón por lo que prefiere evitar toda polémica respecto a un supuesto hecho cuya existencia niega. Las evidencias disponibles, coincidentes por otro lado, orientan el tema hacia otro lado, manifestó Martínez Llano, quien prefirió -por ahora- no dar pistas; a la vez que consideró necesario señalar que así como días atrás hemos preservado el accionar de la Policía de la Provincia, como institución, también es bueno destacar la necesidad de ser prudentes a la hora de opinar sobre la Justicia que, muchas veces, termina quedando en la línea de sospecha de manera indebida. "En este caso, la Jueza se ha venido manejando con prudencia", apunto. Seguramente ha ponderado el contexto de la denuncia y los antecedentes de la denunciante, así como las manifiestas contradicciones que quedaron expuestas en las medidas de prueba cumplidas. Es un hecho que, sin duda, debe ser investigado. Así se está haciendo y, con seguridad, al comprobarse la insustentabilidad de la misma dará origen a responsabilidades.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios