A través del trabajo para mejorar la calidad educativa estatal, se redujo la repitencia en el Nivel Primario, que pasó de 13,34%, en 2009 a 5,6% en 2015; mientras que en el Secundario fue del 8,2 %, lo que ubicó a la provincia por debajo del promedio nacional que fue del 9,6%.

Con una matrícula de casi 400.000 alumnos en todos los niveles de la enseñanza obligatoria, que incluyen la educación especial y servicios educativos que funcionan en la provincia, desde el Gobierno aseguraron que las políticas educativas que se implementaron desde el 2009 hasta la actualidad disminuyeron el abandono escolar, tanto en el Interior como en Capital.

Desde la cartera educativa indicaron que "el Gobierno provincial desde 2001 a esta fecha, ha tomado la educación como una política de estado, impulsando acciones permanentemente para reducir los índices negativos heredados de la década del '90 y mejorando aún más los índices positivos" y destacaron que "gracias a las políticas integrales implementadas junto a las diversas áreas provinciales se generó una sustancial mejoría en los índices de abandono escolar y de promoción efectiva de un 82 por ciento en el 2009 al 92 por ciento, en el 2016.  En tanto que el abandono escolar en el Nivel Secundario, en la provincia se ubicó por debajo de la media nacional, habiendo pasado del 17,27 por ciento en el 2009 al 9,4 por ciento en el 2015, cuando el valor promedio para ese año del país fue del 10,8 por ciento". Incluso en ese permanente trabajo para lograr objetivos que impulsen la calidad educativa estatal, se redujo la repitencia en primaria que pasó de 13,34 por ciento, en el 2009 a 5,6 por ciento en 2015; mientras que en el Nivel Secundario la repitencia fue del 8,2 por ciento, que ubicó a la provincia por debajo del promedio nacional que fue del 9,6 por ciento. Señalaron además que "desde el 2009, los establecimientos escolares se han distribuido geográficamente de tal manera que se pueda otorgar a todos los chicos en edad escolar, tanto inicial, como primario y secundario el mismo derecho de acceso a la educación, sin importar donde vivan". En este sentido, detallaron que "la provincia por ejemplo, tiene una matrícula -tomando valores de 2016- de un 35,5 por ciento en la Capital y de un  64,5 por ciento en el Interior, motivo por el cual los establecimientos están distribuidos en un 79,6 por ciento en el Interior y sólo un 20,4 por ciento en Capital, a fin de garantizar el acceso a la educación del 100 por ciento de los matriculados".   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios