Los integrantes de la fuerza aseguran que sus haberes están muy atrasados. Cuentan con el respaldo de los retirados.

El reclamo policial que se materializó el martes pasado cuando un grupo de uniformados forzó la presencia del ministro de Seguridad, Horacio Ortega, y del jefe de la fuerza, Eduardo Acosta, en la plaza Giachino, entró en tiempo de definiciones. Se debe a que las autoridades acordaron que el próximo lunes recibirán un petitorio de manos de los referentes de la fuerza, quienes además adelantaron que esperarán una respuesta en las 48 horas siguientes a la entrega, y que en caso de no haber respuesta aplicarán medidas de acción directa.

La medida, dispuesta por personal en actividad, contó en las últimas horas con el respaldo de los retirados, quienes hasta el año pasado realizaron protestas por mejoras salariales. Incluso, llegaron a interrumpir el tránsito en uno de los accesos al puente Belgrano. "Este Gobernador nos sigue mintiendo y ninguneando a todos los activos (policías y penitenciarios) y lógicamente a los retirados", indicó uno de los referentes del sector pasivo, y agregó: "Les dice que quien no quiere trabajar de policía que se vaya a la casa, como si él fuera el dueño de la Provincia, y está muy equivocado, es él quien se tiene que ir el 10 de diciembre".

El borrador del petitorio ya está circulando entre los integrantes de la fuerza, el que establece un monto mínimo de ingresos de $18.000, aunque no se descarta que esa cifra ascienda a $20.000. La urgencia en el pedido está expuesta en el plazo establecido para conocerla. Serán 48 horas de espera y el miércoles la concentración será en la plaza 25 de Mayo. En caso de no darse una respuesta positiva, los policías no descartan tomar medidas drásticas, como dirigirse hasta el puente Belgrano e interrumpir el tránsito en el viaducto. Una situación similar ya se vivió en 2008, con varias semanas de protesta.s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios