Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Pesquisas policiales de la comisaría de Parque San Martín (3º de Merlo) detuvieron a un peligroso motoquero, de 23 años, quien era buscado por el salvaje asesinato a balazos de un joven, sucedido el mes pasado en esa zona. El muchacho agredido estaba en esos momentos en compañía de su novia.

Las autoridades creen que la víctima fue brutalmente atacada por equivocación y que los malvivientes, en realidad, pretendían acabar con la vida de otra persona.

Los voceros de los tribunales de Morón revelaron que el marginal, de 23 años, resultó apresado como saldo de un procedimiento realizado por los miembros de la seccional en Belén, entre Aristóbulo del Valle y Leandro N. Alem, en el citado distrito, en el oeste del conurbano provincial.

No hubo piedad

Trascendió que el hecho, tal como en su momento publicamos en exclusiva, se produjo el 23 de julio, cuando la infortunada víctima, identificada como Antonio Alfredo Paz, de 19 años, y su novia, fueron interceptados por 2 motoqueros armados en el cruce de Patricias Argentinas y Rawson.

Los sanguinarios individuos comenzaron a efectuar disparos, oportunidad en la que hirieron de 2 certeros proyectiles en la región torácica al muchacho, que cayó en un charco de sangre, ante la espantada mirada de su amada. Paz falleció casi de manera instantánea.

Con respecto a los móviles del crimen, los investigadores de la seccional opinan que los forajidos se equivocaron de víctima y que en realidad pretendían matar a otra persona.

Los servidores públicos ahora procuran localizar al otro maleante. Los policías habían creído que el damnificado había sido agredido en un intento de asalto, pero luego descartaron la teoría, debido a que los individuos no le sustrajeron objetos de valor al muchacho, quien además carecía de antecedentes delictivos.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio”, la doctora Adriana Elizabeth Suárez Corripio, fiscal de la Unidad Funcional Nº 8 del departamento
judicial de Morón.