10 de diciembre de 2015

Carnes: al 30% de la suba se sumaría este viernes 7% más

Los principales motivos serían el clima de intensa lluvia que soporta el campo y la especulación. En el mercado manejan los mismos costos que en los barrios. Para enero podría bajar el precio pero no más del 10% según expectativas del sector. Temen que baje la demanda estos días.

En el último mes el kilo de la carne vacuna subió un 30% y desde el Mercado de Productos Frescos comentaron a El Litoral que para este viernes esperan un 7% más en el costo. A su vez, relataron que el precio del pollo se incrementó hasta un 70% en las últimas semanas. 
“El panorama está bastante complicado, en el último mes subió un 30% y a esto se suman los demás incrementos durante el año lo que hace una suba del 42% en el 2015. Desde Entre Ríos nos adelantaron que este viernes llegará la carne 7% más cara, trataremos de absorber nosotros este costo para que no disminuya más la demanda”, dijo Hugo Lucena, representante del sector en el mercado. 
El principal motivo de esta suba se debería a la situación del campo ya que se ve afectado por el clima, bastante lluvia. “Está costando mucho a la hacienda hacer comer al ganado, cuesta llegar hasta donde están, además los insumos balanceados están muy caros, esto complica mucho más allá del aumento de todos los fin de año”, destacó y agregó que “también hay especulación, siempre que haya demanda habrá aumentos”. 
Por otra parte, dijo que “podría bajar el precio no más de un 10% para enero”, así como lo adelantó ayer El Litoral. “Siempre en enero la carne tiende a bajar porque disminuye la demanda en comparación con diciembre pero no creo que baje un 30%”, sostuvo Lucena a este medio.
En su local, y también en otros del mercado, el kilo de cuadril cuesta 80 pesos, de costeleta 50 pesos, paleta 43 pesos, costilla 48 pesos y osobuco 30 pesos. Estos costos son similares a los que se manejan en los barrios como la publicó este medio, no así en el centro donde cuesta más del 20%. A su vez, explicó que “los precios de las carnicerías dependen del precio al que compran”.
“Los clientes saben que la carne aumentó y esto repercute mucho en el bolsillo, ahí donde se complica la situación habrá poca demanda. Nunca sirvió un control en los precios, al menos en la carne, el pollo subió hasta un 70%”, señaló Lucena.

  Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios