25 de noviembre de 2015

Condenado a 18 años de prisión por balear a una mujer y tomar rehenes en un hotel

El debate se inició ayer a la mañana y pasado el mediodía se conoció el fallo. Reboledo, que permanece detenido desde marzo del año pasado, deberá cumplir la pena en la Unidad Penal Nº 1. El imputado le efectuó siete disparos a una mujer embarazada que sobrevivió y meses después dio a luz a una niña en perfecto estado. El hecho ocurrió en el Hotel “Alemán” de Esquina.

El Tribunal Oral Penal de Goya condenó a 18 años de prisión a Alberto Argentino Reboledo (37) por herir de siete balazos a su amante embarazada, María Antonia Ocampo (26), y tomar de  rehenes a dos parejas y al conserje de un hotel en la localidad de Esquina, en un hecho ocurrido a fines de marzo del año pasado.
Reboledo fue hallado culpable de los delitos de homicidio en grado de tentativa doblemente calificado por la relación de pareja no conviviente y porque el hecho fue realizado por hombre mediando violencia de género, agravado en su pena por el uso de arma de fuego; y privación ilegítima de la libertad calificada por violencia y amenazas; y portación de arma de fuego de uso civil sin debida autorización legal, en concurso real.
Antonia Ocampo estaba embarazada y dio a luz a Agustina Mailén, que nació con 3 kilos y en perfecto estado de salud, el 13 de septiembre del mismo año.
El cuerpo tribunalicio estuvo integrado por los jueces: Romelio Díaz Colodrero (presidente), José Luis Acosta y Julio Ángel Duarte (vocales). 
En representación del Ministerio Público se desempeñó el fiscal subrogante Juan Domingo Ramírez, quien había solicitado la pena de 18 años de prisión en su alegato.
Cabe recordar que el dramático episodio ocurrió el 31 de marzo de 2014, alrededor de las 8 en el Hotel  “Alemán” ubicado por Serrano Soto 538, cerca de la terminal de ómnibus de Esquina. Se escucharon algunos gritos en el interior de una habitación y luego varios disparos.
En una discusión, Rebole-do hirió de siete disparos a la joven que quedó tendida en el suelo. La escena se centró en el hall del hotel donde el agresor armado con un revólver calibre 32 redujo a las demás personas hospedadas y a empleados del lugar. 
La Policía llegó al sitio tras un llamado telefónico y comenzó la negociación, ya que Reboledo amenazaba con quitarse la vida.
El agresor dejó ingresar a los médicos para que retiraran a la mujer que pensaba estaba muerta. Sin embargo, aún estaba con vida. La compensaron y la trasladaron de urgencia al hospital local. Horas después la derivaron al Hospital Zonal de Goya.
Con el correr de las horas, de a poco fue liberando a los rehenes de a dos. El último en salir fue un empleado del hotel. 
A partir de allí, Reboledo comenzó a negociar su entrega y para eso pidió la presencia del fiscal Carlos Gallardo.
Pasadas las 13 salió del hotel, entregó su arma y fue subido a una camioneta policial que lo llevó a la Comisaría Primera de Esquina. 
En el lugar de la balacera se secuestraron 15 vainas servidas. Además de varios cartuchos que estaban en un bolso. 
La mujer fue examinada y se constató que había recibido 4 tiros en la cabeza, 2 en el tórax y uno en la nuca.
La paciente se recuperó en tiempo récord y en pocos días fue dada de alta. El embarazo en ningún momento presentó riesgo.
En septiembre de 2014 María Antonia Ocampo tuvo a una niña que pesó 3 kilos y en perfecto estado de salud. “Gracias a Dios soy testigo de otro milagro”, dijo la víctima.

  Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios