Domingo 13 de Junio de 2021

Hoy es Domingo 13 de Junio de 2021 y son las 14:36 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

22.6°

Despejado

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

5 de octubre de 2015

Esta vez un hombre denuncia a su esposa

La víctima de agresiones verbales, amenazas y lesiones es un electricista que padece “un calvario”. Es la segunda vez que acude a la Policía. Teme por su vida. El año pasado su mujer lo atacó con un cuchillo y fue excluida del hogar. Pero volvió y sigue el drama.

Un hom­bre de­nun­ció por se­gun­da vez en la lo­ca­li­dad co­rren­ti­na de Itu­zain­gó ser víc­ti­ma de un lla­ma­ti­vo ca­so de “vio­len­cia de gé­ne­ro” de par­te de su es­po­sa, quien lo ame­na­zó de muer­te, gol­peó e in­clu­si­ve ata­có con un cu­chi­llo. De­bi­do a una se­rie de epi­so­dios re­cien­tes, la víc­ti­ma in­di­có pa­de­cer “un cal­va­rio” ade­más de te­mer por su vi­da co­mo la de un hi­jo me­nor.
De acuer­do a in­for­ma­ción co­no­ci­da por dia­rio épo­ca, la per­so­na que bus­có ayu­da an­te la Po­li­cía es un elec­tri­cis­ta de 54 años, quien adu­jo ca­si no dor­mir du­ran­te las no­ches an­te un la­ten­te te­mor de ser agre­di­do.
La mu­jer que co­me­te­ría los ac­tos de vio­len­cia do­més­ti­ca ya tu­vo in­con­ve­nien­tes con la Jus­ti­cia el año pa­sa­do, opor­tu­ni­dad en la que el mis­mo hom­bre la acu­só de co­rrer­lo con un cu­chi­llo e in­clu­si­ve pro­vo­car­le al­gu­nas le­sio­nes.
An­te aquel he­cho, las au­to­ri­da­des ha­bí­an dis­pues­to una ex­clu­sión de ho­gar pa­ra “la mal­tra­ta­do­ra”. De esa ma­ne­ra, pa­só un to­tal de seis me­ses fue­ra del do­mi­ci­lio al cual re­gre­só ha­ce apro­xi­ma­da­men­te un mes con la pro­me­sa de que ha­bía cam­bia­do y to­do iba a me­jo­rar.
La his­to­ria en­tre la pa­re­ja co­men­zó ha­ce 17 años cuan­do con­tra­jo ma­tri­mo­nio. Pro­duc­to de esa unión na­ció un chi­co que tam­bién pa­de­ce­ría los cons­tan­tes pro­ble­mas fa­mi­lia­res en­tre su pa­dre y ma­dre.
El hom­bre, quien ha­ce unos dí­as vol­vió a apa­re­cer en una co­mi­sa­ría de aque­lla lo­ca­li­dad del in­te­rior co­rren­ti­no, ma­ni­fes­tó es­tar har­to y te­me­ro­so de un de­sen­la­ce trá­gi­co.
Se­gún ex­pli­có, al re­gre­so de su es­po­sa lue­go de la res­tric­ción al ho­gar pen­só en un fu­tu­ro de fe­li­ci­dad y bie­nes­tar. Man­tu­vie­ron un diá­lo­go flui­do en el que ella pro­me­tió cam­bios que ha­rí­an mar­char la pa­re­ja de for­ma nor­mal con la pre­mi­sa de brin­dar la me­jor con­ten­ción de su hi­jo.
Sin em­bar­go, la bue­na re­la­ción tu­vo un quie­bre a las po­cas se­ma­nas. Em­pe­za­ron las “dis­cu­sio­nes por pa­va­das” has­ta lle­gar a si­tua­cio­nes un tan­to más ten­sas, se­ña­ló el de­nun­cian­te.
El an­te­ce­den­te del año pa­sa­do no cul­mi­nó en una des­gra­cia só­lo de mi­la­gro. La mu­jer, en­ton­ces, fue acu­sa­da de uti­li­zar un ar­ma blan­ca con la que lle­gó a las­ti­mar al es­po­so.
La pri­me­ra de­nun­cia e in­ter­ven­ción de la Jus­ti­cia hi­zo que la mu­jer pa­sa­ra diez dí­as de­te­ni­da, lue­go de lo cual fue no­ti­fi­ca­da de la ex­clu­sión de su ca­sa a la que tam­po­co po­día acer­car­se a de­ter­mi­na­da dis­tan­cia du­ran­te el lap­so de seis me­ses.
El elec­tri­cis­ta, que nue­va­men­te so­li­ci­tó la in­ter­ven­ción de las au­to­ri­da­des, no tu­vo re­pa­ros en ma­ni­fes­tar que su­fre da­ños psi­co­ló­gi­cos per­ma­nen­tes y que vi­ve so­me­ti­do a la vo­lun­tad de su es­po­sa. Pe­ro, prin­ci­pal­men­te sien­te mie­do por la in­te­gri­dad del hi­jo de am­bos.
En el mar­co le­gal la vio­len­cia de gé­ne­ro, di­cha co­mo tal, no dis­tin­gue en­tre se­xo mas­cu­li­no o fe­me­ni­no aun­que so­cial­men­te ha­ya di­ver­sas pos­tu­ras en es­te sen­ti­do.
Las es­ta­dís­ti­cas de­ja­rí­an en cla­ro que de ca­da diez de­nun­cias de vio­len­cia de pa­re­ja nue­ve son de par­te de mu­je­res y la res­tan­te tie­ne a un hom­bre co­mo víc­ti­ma.

***

Demora de personas sin documentaciones

Va­rias per­so­nas que cir­cu­la­ban en la vía pú­bli­ca en ac­ti­tud sos­pe­cho­sa, se­gún la Po­li­cí­a, fue­ron de­mo­ra­das por­que no con­ta­ban con do­cu­men­ta­cio­nes de iden­ti­dad.

ALGUNOS DE LOS DEMORADOS Y LUEGO LIBERADOS.

ALGUNOS DE LOS DEMORADOS Y LUEGO LIBERADOS.

 

En el mar­co de pro­ce­di­mien­tos de pre­ven­ción, con el con­trol de ve­hí­cu­los e iden­ti­fi­ca­ción de tran­se­ún­tes, au­to­ri­da­des de la co­mi­sa­ría De­ci­mo­sép­ti­ma y del Gru­po de Res­pues­ta In­me­dia­ta Mo­to­ri­za­da 4 (GRIM 4) re­co­rrie­ron los ba­rrios Mo­li­na Pun­ta, Nue­va Va­len­cia y Sor Ma­ría As­sun­ta Pit­ta­ro.
Co­mo re­sul­ta­do de una pla­ni­fi­ca­ción, los ope­ra­ti­vos fue­ron de­sa­rro­lla­dos en ho­ra­rio noc­tur­no.
El des­plie­gue de pa­tru­lle­ros y efec­ti­vos tu­vie­ron lu­gar, prin­ci­pal­men­te, en zo­nas de pa­ra­das de co­lec­ti­vos y co­mer­cios de las ba­rria­das.
Tal co­mo ayer lo se­ña­ló épo­ca, en el mar­co de es­tos pro­ce­di­mien­tos ha­bí­an de­te­ni­do a dos ado­les­cen­tes de 16 y 17 años bus­ca­dos por el ro­bo a una vi­vien­da y a un kios­co.
La ma­yo­ría de los de­mo­ra­dos re­co­bró la li­ber­tad en po­co tiem­po, una vez que fue­ron de­bi­da­men­te iden­ti­fi­ca­dos y que se ha­ya es­ta­ble­ci­do que no man­te­ní­an deu­das con la Jus­ti­cia.
Ade­más, co­mo ya es una cons­tan­te, in­cau­ta­ron al­gu­nos ve­hí­cu­los has­ta que sus pro­pie­ta­rios pre­sen­ta­ron la do­cu­men­ta­ción per­ti­nen­te.

Fuente:diarioepoca.com




     

COMPARTIR:

Comentarios