13 de agosto de 2015

Incorporaron en el Cardiológico un aparato que reemplaza al corazón

Desde el programa nacional donaron una bomba extracorpórea. El moderno aparato se utiliza para intervenciones a corazón abierto.

El Instituto de Cardiología de Corrientes adquirió una máquina que consta de una bomba que cumple la función del corazón y un oxigenador que efectúa la función de los pulmones. El aparato fue un aporte del Plan Sumar que brinda cobertura a pacientes sin obra social. 
El director del Cardiológico, Julio Vallejos, recordó que el Seguro Público de Salud financia las operaciones de cardiopatías congénitas de niños beneficiados por este programa. El reconocimiento de la ayuda nacional, en el marco del acto de inauguración del nuevo quirófano y sala de hemodinámica, motivó la concreción de la donación de este aparato. 
El mismo es de suma importancia en las intervenciones que requieren parada cardíaca, ya que el corazón y los pulmones funcionan en forma conjunta para mantener las células del cuerpo oxigenadas. En el proceso circulatorio el corazón bombea sangre deficiente en oxígeno a los pulmones y luego recibe sangre oxigenada de los pulmones para distribuirla al resto del cuerpo.
Para reparar patologías congénitas que con frecuencia son detectadas en niños, puede ser necesaria una cirugía a corazón abierto, en la que se abre el tórax. En algunos procedimientos es necesario detener el corazón para reparar el músculo cardíaco, las válvulas u otras estructuras.
La bomba de circulación extracorpórea, adquirida recientemente por el instituto, permite al cirujano detener el órgano cuidadosamente sin interrumpir la circulación sanguínea.
Cabe recordar que la implementación de la cobertura de cirugías de cardiopatías congénitas a través del Plan Sumar generó cambios positivos en el trabajo que se realiza en el Cardiológico.
 “Si bien es un trabajo que venimos haciendo desde 1991, los últimos cuatro años fueron fundamentales para consolidar la experiencia adquirida, porque se formó una red a nivel nacional a través  de la cual hacemos una categorización y un seguimiento de los casos”, destacó la responsable del área de recuperación cardiovascular pediátrica, Claudia Pérez, en diálogo con El Litoral en una nota anterior. 
La médica señaló que antes de la cobertura nacional se operaban poco más de 100 pacientes por año, pero que actualmente se superan las 200 intervenciones anuales para niños y adolescentes en el instituto.

    Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios