8 de agosto de 2015

Crimen de Maxi: el prófugo “Oscarcito”, acechado, se entregó en la Comisaría 4ª

Se trata de Hugo Oscar Godoy Ferrandiz, de 19 años, quien posee un frondoso prontuario delictivo. Pasadas las 18 llegó en remis junto a su abogado y tras presentarse prestó declaración ante el fiscal en turno.

Finalmente Hugo Oscar Godoy Ferrandiz, alias “Oscarcito” (19 años), decidió presentarse ante la Justicia porque, aseguran las fuentes, era intensamente buscado por la Policía. Llegó pasadas las 18 en un remis hasta la Comisaría Cuarta, junto a su madre y su padrastro. 
En el lugar ya lo esperaba su abogado, Guillermo Rojas Busellato, quien lo acompañó para que se someta al proceso de declaración indagatoria ante el fiscal de Instrucción Nº 6, Gustavo Robineau.
Como se sabe, “Oscarcito” era intensamente buscado desde el pasado sábado 1 de agosto por su presunta vinculación con el brutal crimen de Maximiliano Aquino (21), el estudiante de Agronomía que fue asesinado de al menos ocho puñaladas en el barrio Aldana. 
El primero en ser detenido había sido Juan José Andrés “Josele” Altamirano (24), quien aparecía sindicado como el autor material del hecho que consternó a toda la ciudadanía correntina.
Una alta fuente policial había revelado a El Litoral que durante toda la mañana efectivos de la Dirección de Investigación Criminal se movilizaron en gran número siguiendo pistas en barrios ribereños.
Los trabajos se concretaron en los barrios Itatí, Cichero, Pujol y Seminario. “Teníamos pistas de que anduvo por ahí, pero lamentablemente no pudimos atraparlo”, había dicho la fuente antes de que el buscado decidiera entregarse. Sin embargo dejó en claro que “estamos en todas partes, está cercado, es cuestión de horas”, había anunciado.
Oscarcito se entregó. Llegó en remis vestido de jeans, zapatillas blancas, camisa a cuadro y una gorra roja que le cubría gran parte del rostro.
Los hechos dan cuenta de que su última guarida donde permanecía escondido era en el barrio La Olla. Fue allí donde lo recogió el remisero que había sido contratado por el padrastro en la zona de la terminal, de acuerdo con un dato suministrado por FM Sudamericana.
La madre lo acompañó en todo momento, al parecer buscado salvaguardar la integridad de su hijo. Hasta el cierre de esta edición continuaba su indagatoria y los pesquisas creen que su relato puede implicar un significativo avance para el esclarecimiento del homicidio de Maxi.

  Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios