15 de julio de 2015

Geriátrico: desde Fiscalía descartan problemas pero surgen nuevas denuncias

Sonia Meza, fiscal que entiende en la causa, indicó que los pacientes de la residencia Del Litoral fueron revisados por una médica forense que no constató irregularidades ni maltratos. Otros familiares de ex residentes aseguran haber comprobado los malos tratos. Además, la empresa y los afectados por las fotos adelantan que iniciarán acciones legales contra el sitio que las publicó.

Continúan las repercusiones por la denuncia contra la residencia geriátrica Del Litoral que se hiciera de forma anónima a través de redes sociales el pasado domingo, cuando por medio de un perfil de Facebook se hicieron públicas algunas fotos que daban cuenta de maltratos y desatención sufridos por algunos ancianos residentes.
La publicación de las fotografías generó polémica y sembró la duda acerca del trato que se brinda a los ancianos en dicha clínica y sobre la tarea de quienes deben controlar el funcionamiento de este tipo de centros de atención a adultos mayores.
Luego de que la publicación se viralizara en cuestión de horas, desde diferentes organismos públicos, como Pami y Fiscalización Sanitaria del Ministerio de Salud, se acercaron hasta la institución para constatar el estado de las instalaciones del lugar y de los ancianos allí alojados.
También actuó de oficio la Comisaría 13 y la Fiscalía de Instrucción N° 4, a cargo de Sonia Meza, quien indicó a ellitoral.com.ar que oficiales de policía inspeccionaron el lugar el lunes al mediodía junto a una médica forense que se encargó de revisar uno por uno a los internados y aseguró que ninguno evidenció indicios de maltrato o desatención. En tanto que en relación a las condiciones del lugar tampoco hallaron irregularidades, según los datos recabados.
La fiscal explicó además que dos hermanos cuya madre estuvo internada allí, están pensando en iniciar acciones legales contra la página que difundió las fotografías debido a que se “sintieron dolidos e indignados” al ver fotos de su madre desnuda, pero que no han expresado quejas sobre la atención del lugar.
Meza también aclaró que el domingo por la noche, al recibir el llamado de la Comisaría N° 13, decidió enviar a un grupo de oficiales al lugar para inspeccionarlo de urgencia y realizar un acta de constatación. Su ingreso fue denegado por las autoridades del lugar. Al día siguiente por la mañana, previa orden de allanamiento, realizaron la inspección correspondiente. 
Por otra parte, desde la empresa han publicado una solicitada para repudiar la publicación que se viralizó en las redes sociales, sosteniendo que el servicio que brindan ha sido rectificado por las autoridades de Salud pertinentes y adelantando que iniciarán acciones legales contra los responsables de la página de Facebook en la que se difundieron las fotografías.

Algunos denuncian
Pese a que desde todos los organismos públicos que se acercaron hasta la residencia Del Litoral indicaron que no pudieron constatar irregularidades ni edilicias ni con respecto al servicio que allí se presta, durante la mañana de ayer se conoció el testimonio de personas que aseguraron haber tenido experiencias negativas con sus familiares en el lugar. 
Una de ellas es Norma Polo, quien en comunicación con Radio Dos denunció que fue tal la desatención que su hermana de 82 años recibió en la residencia los 22 días que estuvo internada allí, que fue eso lo que la llevó a la muerte el pasado 4 de enero.
“Mi hermana tenía un principio de Alzheimer, pero no era tanto porque ella de a ratos recuperaba la memoria. Ella era gordita pero ahí  le daban poco de comer y ella se quejaba de eso”, contó Norma.
“Un día se agarró un resfrío, pero no le avisaron a la hija para que le lleve la medicación. Cuando mi sobrina fue a los dos o tres días, ella ya estaba muy mal y la enfermedad se transformó en neumonía. Cuando finalmente la pudo sacar de ahí, la llevó al Sagrado Corazón y allí murió a los dos días”, relató la mujer.
Otra denunciante fue Carmen Florentin, quien indicó que su esposo, que en ese momento tenía 83 años, estuvo un año y medio internado en el lugar. Según sus palabras, Carmen tuvo reproches para con los administradores de la residencia en muchas ocasiones, ya que notaba marcas en las muñecas de su marido que le hacían sospechar que lo ataban a la cama.
“Creo que parte de eso se debía a que allí hay muy poco personal, no tenían la suficiente gente como controlar que mi marido no se levantara”, especuló la mujer.
Además indicó que siempre lo veían con ropa de otras personas y que la ropa que ella le llevaba desaparecía y que no lo alimentaban bien, ya que con el tiempo fue perdiendo peso considerablemente. 

Otros, conformes
Actualmente en la residencia geriátrica habitan 84 abuelos, lo que constituiría una ocupación del 75 por ciento de su capacidad total. 
Ellitoral.com.ar conversó con tres familiares de ancianos residentes en el lugar y en general los consultados están conformes con la atención y dejaron en claro la importancia de acompañar al ser querido que vive en la residencia, para evitar situaciones irregulares y contener a los adultos mayores.

 

Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios