12 de julio de 2015

Cientos de correntinos compartieron la emoción de ver al Papa en Paraguay

Hasta ayer al mediodía partieron colectivos para ver a Francisco en el país vecino. Desde Migraciones estiman que fueron más de 50 micros en estos días. Muchos llegaron el jueves y duermen en plazas o veredas de Asunción. Hoy el Pontífice celebrará una misa por la mañana, a la tarde encuentro con jóvenes.

Esta tarde, el papa Francisco despide a América Latina desde la tierra de los guaraníes, del mate y el chipá. Partirá a Roma a las 19 pero antes tiene programado varios encuentros donde participarán cientos de correntinos. Incluso el gobernador Ricardo Colombi viajó al vecino país para participar de los actos, según fuentes de Casa de Gobierno.
Muchos de los provincianos partieron el jueves y viernes; otro grupo  los hizo ayer después del mediodía. La ilusión que los movilizó fue participar de la misa en la explanada del Santuario Mariano de Caacupé ayer a las 10.30; como también de la celebración en el campo grande de “Ñu Guazú”, hoy a las 10 y del encuentro con los jóvenes en la costanera de Asunción a las 17. 
Las razones que motorizaron el viaje, desde niños hasta adultos mayores, fueron innumerables. En el autódromo de Resistencia -control previo antes de llegar a Clorinda- contaron a El Litoral sus historias personales de fe y sobre el amor que surge en cada interior con la presencia de Francisco, visto como el guía principal hacia el encuentro con Dios. 
Hasta el sábado habían pasado más de 200 micros y minibuses en el lugar que Migraciones armó para agilizar el pase desde Clorinda a Paraguay. Ayer al mediodía aún estaban colocando sus valijas en los colectivos para presenciar de la última misa que va a celebrar hoy el Pontífice.
Además muchos jóvenes participarán en el encuentro de esta tarde, dos horas antes que Francisco suba al avión que lo llevará a Roma. 
Muchos de los que partieron a última hora, dormirán en los asientos del colectivo que los trasladó hasta allá; al igual que otros que llegaron ayer. Algunos grupos llevaron bolsas de dormir y se instalaron en plazas, veredas y en cualquier lugar libre que encontraron. 

Comunidades
Desde la parroquia San Ramón de la ciudad de Mercedes salieron ayer después del mediodía. De la misma localidad partió el poncho que utilizó el Papa en Bolivia. 
Cerca de las 11 de ayer, también fue hacia Paraguay el grupo de retiro “Señor, que todos seamos uno”, de la iglesia Jesús Nazareno.
La comunidad de la parroquia Jesús Misericordioso, durmió en las veredas de Asunción. El frío y el colchón de cemento no les quitaron  esa sonrisa que caracterizó a la mayoría de los viajeros, que mostró una felicidad natural acompañada de ojos con un brillo especial por la emoción de ver al Papa. 
Jóvenes y adultos, no hay edad para demostrar que están acompañando al primer Pontífice latinoamericano, que en cada paso que da demuestra la humildad que muchos hoy quieren repetir. Amigos, familiares, compañeros de trabajo, vecinos, miembros de la misma comunidad, todos ellos compartieron el mismo objetivo, ver al Papa argentino y recibir su bendición para después trasladar a sus hogares. 
La comunidad de Jesús Misericordioso está compartiendo cada camino de Francisco en Paraguay y otros grupos empezaron a sumarse en el transcurso de las horas. Por la noche del viernes llegaron fieles de la iglesia Jesús Nazareno, quienes compartieron imágenes con el diario El Litoral.
“Hicimos la vigilia en el colegio Cristo Rey y vivimos en familia jesuita la misa en Caacupé”, contó el padre Nestor Manzur quien coordinó un grupo de jóvenes de esta parroquia y de San Francisco Javier de Resistencia, que a su vez participarán del encuentro de esta tarde. 

Viaje
Los cantos de fe y la oración acompañaron desde que subieron a los micros. El mate fue infaltable, no sólo cómo un símbolo de la amistad y la unión de estos grupos también sirvió para aliviar el frío que padecieron durante las noches de vigilia. 
Ese mismo mate que el Papa compartió el mismo día que llegó con uno de los fieles que le ofreció.
Las banderas con el nombre de cada comunidad también estuvieron en cada colectivo que partió hasta el encuentro con Francisco. Algunos aprovecharon y compraron vinchas o gorras con la imagen o frases del sacerdote.
Otros llevaron estampitas y rosarios para que sean bendecidos y luego repartir a sus familiares. “Llevo quince rosarios y 20 estampitas para que bendiga el Papa y después voy a dar a mis amigos y familia”, contó una mujer de la comunidad de la iglesia La Merced a El Litoral.
El regreso está programado para hoy por la noche, muchos llegarán a Corrientes el lunes y otros saldrán recién mañana. Tendrán que pasar como lo hicieron cuando partieron de la provincia, por el autódromo de Resistencia donde Migraciones hará los controles correspondientes.
Por otra parte, a los micros y minibuses hay que sumar los autos particulares que no pasaron por el autódromo y que fueron directamente a la frontera. Además, hubo grupos que pasaron por otros puntos hacia Paraguay. 

 

Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios