Jueves 29 de Febrero de 2024

Hoy es Jueves 29 de Febrero de 2024 y son las 22:55 -

23°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

DEPORTES

22 de noviembre de 2012

Brasil venció a Argentina en los penales y se quedó con el Superclásico de las Américas

El equipo de Mano Menezes venció 4 a 3 al conjunto de Sabella desde los doce pasos en La Bombonera y pudo festejar. Antes, con dos tantos de Scocco, el equipo de Sabella había triunfado por 2 a 1 en los 90 minutos de juego

La Selección argentina luchó hasta el final pero el Superclásico de las Américas terminó siendo para Brasil, que ganó 4 a 3 en la serie de penales y pudo festejar en La Bombonera. En los 90 minutos, el local había ganado agónicamente por 2 a 1 con dos tantos de Ignacio Scocco, mientras que Fred anotó para el visitante.

El conjunto dirigido por Mano Menezes se había quedado con el partido de ida jugado en Goainia por idéntico resultado, por lo que la victoria de los de Alejandro Sabella terminó llevando a la definición desde el punto del penal.

 

Allí, Juan Manuel Martínez (figura del partido) y Walter Montillo erraron sus remates, mientras que Sebastián Domínguez, Scocco Agustín Orion convirtieron. Del lado de Brasil, anotaron Thiago Neves, Jean, Fred y Neymar, y erró Carlinhos.


El pasado 3 de octubre, en Resistencia, Chaco, un sorpresivo corte de luz en el estadio obligó a suspender el encuentro que debía disputarse esa noche, por lo que la revancha se mudó de día y lugar y tuvo al estadio de Boca como escenario.

 

Con un pobre marco de público, Brasil comenzó el encuentro un poco más decidido a atacar, aunque lentamente Argentina se fue acomodando en el campo y emparejó las cosas. Durante todo el primer tiempo, los amagues de Juan Manuel Martínez fueron la llave para que el local pueda inquietar a su rival, aunque careció de profundidad para concretar la última puntada.

Por eso, la única chance seria de gol llegó desde un tiro de esquina, cuando el propio Martínez conectó de aire el balón con una tijera que se fue rozando el palo derecho del arquero visitante.

Walter Montillo, encargado de la creación, se mostraba con intermitencias, y por Martínez tenía que retrasarse mucho y dejaba a Hernán Barcos muy solo arriba. En el medio,Francisco Cerro Pablo Guiñazú lucharon más de lo que jugaron y Gino Peruzzi, el juvenil de Vélez, fue siempre una complicación para los brasileños con su velocidad por derecha.

En el visitante, claro está, todo pasó por Neymar, que con escasas apariciones se las ingenió para llegar a posición de gol. En sus pies estuvo la situación más nítida de todo ese primer tiempo, cuando recibió un pase que lo dejó mano a mano con Agustín Orion y definió por arriba del travesaño.

Ya cerca del final de esa mitad, un remate de Thiago Neves a colocar pasó muy cerca del palo derecho del local, en lo que sería la última aproximación de un primer tiempo que tuvo sus momentos de emoción, aunque terminó siendo discreto.

Y el segundo tiempo perdió los momentos de emoción que había tenido el primero y no tuvo ni eso. La pelota se durmió en la mitad de la cancha, entre el conformismo de Brasil y la impaciencia de Argentina.

Martínez lo tuvo dos veces y no pudo definir, por lo que todo hacía prever que el trofeo quedaría en manos de Brasil. Pero sobre el final iban a llegar las emociones.

Porque el intratable Burrito Martínez picó en velocidad y fue derrribado en la puerta del área, el árbitro chileno Osses cobró penal y el recién ingresado Scocco no falló para mandar el partido a los penales.

Sin embargo, unos minutos después, La Bombonera quedó muda cuando Fred aprovechó al única que tuvo que todo el partido y, con una definición algo mordida, empujó la pelota a la red y marcó el 1 a 1 que volvía a darle la Copa a Brasil.

Y ya en tiempo de descuento, cuando la gente comenzaba a abandonar el estadio, otra vez Martínez, con un excelente pase, habilitó a Montillo, que estuvo astuto para habilitar a un Scocco que puso otra excelente definición para, ahora sí, llevar todo a definir desde los doce pasos.

Y ahí fue historia conocida. Brasil fue más certero, Argentina falló en los momentos clave y el Superclásico de las Américas volvió a teñirse de verdeamarelho, como el año pasado.

Para Sabella quedarán los excelentes rendimientos de Martínez y Peruzzi, la buena labor de Cerro y Montillo y la capacidad goleadora de Scocco a la hora de pensar en reforzar la "Selección titular" con vistas al próximo Mundial de Brasil 2014.

Fuente: www.minutouno.com

 



COMPARTIR:

Comentarios