Viernes 21 de Febrero de 2020

Hoy es Viernes 21 de Febrero de 2020 y son las 05:23 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 15.3º
  • Despejado

15.3°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

1 de septiembre de 2014

Hernán Valenzuela, ingeniero correntino que trabajó en el armado del “Arsat-1”

Desde el 2001 está radicado en Bariloche y el fin de semana tuvo la oportunidad de presenciar el trasladado a Guayana Francesa del artefacto construido en el país.
En septiembre el equipo entrará en órbita y brindará servicios de comunicación. “Fueron muchos años de trabajo, fue un momento muy emocionante”, afirmó Hernán.

POR MIGUEL CAMPOS (R. WEB) mcampos@ellitoral.com.ar Twitter: @micki_scampos   Hernán Valenzuela vivió toda su adolescencia en la Capital correntina, hasta que decidió emigrar a Córdoba para continuar con la carrera de Ingeniería Electrónica. Hace 13 años vive en Bariloche y con una familia formada, afirma que “por el desafío laboral que tenemos con mi señora, todavía nos vamos a quedar aquí”. Antes de comenzar sus estudios en Córdoba, Valenzuela se inscribió en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne). “Una vez que me recibí trabajé en Falda del Carmen un año y posteriormente arrastré a mi familia a Bariloche”, contó en comunicación con El Litoral. El sábado, el Arsat-1, primer satélite construido en Argentina, emprendió vuelo hacia Guayana Francesa, donde a mediados de octubre entrará en órbita. “Fueron años de mucho trabajo; es un aparato que no puede fallar porque va a estar en el espacio y nadie puede ir a repararlo”, indicó Hernán. Además explicó que “por las condiciones a las que se va a someter el Arsat-1, debió ser testeado y desarrollado con mucha precisión”. Valenzuela egresó de la Facultad de Ingeniería en el 2000 y desde el 2001 trabaja para la sede de Investigaciones Aplicadas (Invap) en Bariloche. “Cuando ingresé al Invap solamente trabajaban 300 personas, y ahora se incrementó a 1.300”, recuerda el ingeniero electrónico y se lamenta “por las pocas empresas que hay en el país destinadas a este tipo de investigaciones”. “Participé en el armado de la computadora que funciona como el piloto automático del satélite y tiene varios sensores que son los sentidos del artefacto”, detalló Valenzuela y agregó que el Arsat “estará todo el tiempo mirando hacia la tierra” y brindará servicios de televisión, acceso a Internet y servicios de datos y de telefonía sobre IP a todo el territorio nacional. Con este satélite geoestacionario, el país se suma a Estados Unidos, Rusia, China, Japón, Israel, India y la Eurozona, los únicos en producir este tipo de satélites en el mundo. Vivir en Bariloche El brusco cambio de clima entre Bariloche y Corrientes no fue un tema fácil de saltear para Hernán. “Al principio costó, pero ahora estoy más acostumbrado y disfrutamos de la nieve”, sostiene y dice que al regresar a la ciudad, “con mi señora y mis hijos nos morimos de calor”. Sin embargo Valenzuela no deja de lado sus raíces y con cierta nostalgia resalta la calidez de los correntinos: “Acá la gente es un poco más distante, muy estilo europeo”.   Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios